15 abril 2024

Jorge Herce: “No hay ciudadano que no esté atravesando una situación difícil, a excepción de un

0

El paro convocado para hoy y la marcha de ayer a nivel nacional dan cuenta de la profunda crisis que atravesamos, generada por las políticas neoliberales y el ajuste que ahora exige el FMI. Son películas que hemos visto, escenas que se repiten. Y, obviamente Los Toldos no es la excepción.

Hoy nos reunimos en la plaza Rivadavia para expresar el rechazo a las políticas de este gobierno, que se encadenan con las políticas provinciales y las locales. Y fue posible escuchar la situación que atraviesan docentes, jubilados, judiciales, bancarios, pequeños comerciantes.

No hay ciudadanx que no esté atravesando una situación difícil, a excepción de unos pocos que han logrado a través de la especulación sacar provecho de la crisis. El sector salud no escapa a esta situación de ajuste, haciéndose visible de dos maneras: por un lado es parte de los sectores que son víctimas del ajuste, y por otro es quien muestra en los indicadores de salud una de las caras más crueles del neoliberalismo. Tal vez el hecho más incontrastable de que a este gobierno la salud no le

interesa es la desaparición del Ministerio de Salud de la Nación. Sólo dos gobiernos en el pasado llevaron a cabo algo similar: el de la “revolución fusiladora” en el ’55 y el de la “revolución argentina” de Onganía en 1966. Ambas fueron dictaduras militares, ambas ocurrieron tras gestiones ejemplares de Ministros de Salud. Uno peronista, Ramón Carrillo, y el segundo radical, Arturo Oñativia. El objetivo, en ambos casos fue destruir la posibilidad de organizar un sistema de salud nacional y, por otro lado favorecer a los sectores privados que lucran con la salud. Cualquier semejanza con la actualidad no es coincidencia.

También quien quiera puede ver como se está destruyendo el Hospital Posadas, hospital ejemplo de la salud estatal argentina en el que se está persiguiendo a los trabajadores y donde se están cerrando servicios esenciales y de altísima especialización que dan respuesta a millones de personas, inclusive donde se han atendido muchos y muchas toldenses ante situaciones complejas. Al mismo tiempo reaparecen enfermedades que parecía que ya no existían, como sífilis y tuberculosis.

La mortalidad infantil dejó de descender, la mortalidad por cáncer sigue aumentando y ante este panorama el Ministerio de Salud, que es quien debe regir unificando y compensando las diferencias de nuestro fragmentado sistema de salud, es eliminado. Esto significa que las provincias y municipios van a tener que hacerse cargo de muchos programas que el ex Ministerio ha suprimido o reducido: medicamentos oncológicos, programa Remediar, programa de salud sexual y reproductiva, vacunas, medicamentos y prestaciones que el PAMI ya no cubre, y la lista podría seguir. Muchas de estas imágenes ya las vimos.

Los municipios deberán responder cada vez más por estas cuestiones que los gobiernos nacional y provincial van abandonando. Ante esta situación nuestros municipios -por imposibilidad económica, incapacidad técnica o insensibilidad- están muy limitados para garantizar el derecho a la salud de todos y todas. Para el 4 de octubre se está organizando una Marcha Federal por la Salud que será otra forma de decirle a este gobierno -del que el municipio es parte, cosa que a veces parece olvidarse que el rumbo es el equivocado, también en salud.

Foto: Silvia Gómez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *