Claudia Iparraguirre: «Es un momento en que tenemos que estar más unidos que nunca»

En el marco del paro dispuesto por las centrales sindicales en reclamo de un cambio en las políticas económicas que perjudican al conjunto de lxs trabajadorxs de la Argentina, la ASOCIACIÓN JUDICIAL BONAERENSE resolvió decretar un paro de 36 horas los días lunes 24 -a partir de las 12 horas- y martes 25 de septiembre.

Cada organización sindical tiene la responsabilidad inmediata de pelear por sus reclamos sectoriales. Pero además tenemos una obligación como clase, como trabajadorxs, de pelear en unidad por un cambio de fondo en las políticas económicas que vienen perjudicando a millones de trabajadorxs en todo el país.

Nuestro gremio a pesar de que en Los Toldos no se conozca demasiado, ya que somos solo siete afiliados en el partido de General Viamonte, que cuenta con 10 empleados en Juzgado de Paz y 3 en fiscalía. Debemos saber que existe en la población una convicción, que los empleados judiciales ganamos sueldos muy elevados, pero solo somos los que poseemos mucha antigüedad, como en mi caso que tengo 34 años en el Juzgado, pero nadie mira lo que gana el empleado que recién ingresa, que no pasa los 20.000 pesos, encontrándose como muchos al límite de la línea de pobreza.

En éste caso, yo paro por mi, pero también por él, por el que no le alcanza, por el que es “empleado judicial”, pero tampoco puede pagar los desmedidos aumentos tarifarios de servicios a los que nos somete éste gobierno.

Es un momento en que tenemos que estar más unidos que nunca, por eso es que nos unimos en todas las marchas al reclamo de los docentes y los empleados de la salud. Todos estamos en la misma lucha, si no somos conscientes de eso, en este contexto será muy difícil que nuestros conflictos sectoriales se terminen ganando.

Por eso también debemos reunirnos en una unidad multisectorial para atender los problemas de todxs y ayudarnxs entre nosotrxs, no podemxs esperar demasiado de un gobierno que ha demostrado interés solo en continuar enriqueciendo a los que más tienen y empobrecer y endeudar cada vez más al trabajador. Y en cuanto a la complicidad del Poder Judicial que se nombró en ´’este acto”, quiero recordarles que estamos ante un juzgado que atiende todos los días las necesidades de una población que cada vez tiene más conflictos, agravados por lo económico, y a los que día a día hay que dar respuesta, este no es el Juzgado del Dr. Bonadío.

Palabras de Claudia Iparraguirre, trabajadora del Juzgado local, que brindó el martes pasado en la concentración en Plaza Rivadavia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido