24 mayo 2024

Renunciaron quince funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social

0

Después de que el ministro Daniel Arroyo le pidió la renuncia a Gonzalo Calvo, el secretario de Articulación de la Política Social reponsable de las compra más allá de los precios máximos establecidos por el Gobierno, renunciaron otros 14 funcionarios que dependían de su secretaría.

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, le pidió la renuncia a Gonzalo Calvo , el secretario de Articulación de la Política Social, quien había quedado en el ojo de la tormenta luego de que se diera a conocer la compra de alimentos destinados a comedores con sobreprecios. Junto a él también renunciaron todos los funcionarios que dependen de su secretaría, completando un total de quince renuncias, en lo que representa una fuerte señal dentro del Gobierno al escándalo desatado, tras la firme advertencia del Presidente de que no “apañaría corruptos” en su gobierno.

  El secretario de Articulación de la Política Social, Gonzalo Calvo, fue identificado como el primer responsable de la operatoria en la que se compraron fideos, azúcar, lentejas, aceite, harina y leche en polvo a valores por encima de los “precios testigos” fijados por la Sigen. El mismo Arroyo admitió el lunes que, “en el caso de azúcar y aceite, los precios están por arriba de los precios fijados”, alegando que habían pedido rebajas pero que las empresas “se plantaron”. Uno de los casos más resonantes fue el del aceite, comprado a la empresa Sol Ganadera a $157,80 la unidad de 1,5 litros, mientras que el producto puede encontrarse en Precios Cuidados a $98. En total, la compra de emergencia de alimentos destinada a los comedores y merenderos golpeados por la pandemia fue de más de 530 millones de pesos.

Tras Calvo, los renunciados son Carlos Montaña, subsecretario de Asistencia Crítica; Fabio Frega, coordinador de Planificación de Abordaje Integral; Pedro Procopio, coordinador de Depósito Metropolitano, Ana Barcheta, directora Nacional de Emergencia; Carolina D´Ambrossio, coordinadora Técnica de Asistencia Social Directa; Florencia Plano, directora de Asistencia Crítica; Agustina Brea, directora de Asistencia Institucional; Gastón Lasalle, directora Nacional de Gestión y Asistencia Urgente; Cristian Escudero, director de Ayudas Urgente, Victor Oviedo, coordinador de Asistencia a Instituciones no Gubernamentales, Ignacio Sabaini, coordinador de Gestión de Ayudas Urgentes; Gabriel Giurliddo, director de Talleres Familiares y Comunitarios; Federico Ludueña, director Nacional de Articulación Social y Productiva; y Gustavo Cassieri, director de Asistencia para Situaciones Especiales. 

Desde el Ministerio de Desarrollo Social aclararon que a ninguno de estos funcionarios de segunda línea se les pidió la renuncia, reconociendo que hay entre ellos “gente valiosa y de gran trayectoria en la función pública”.  

Con la salida de Calvo y de los funcionarios de su cartera se dan las primeras bajas en el gobierno de Alberto Fernández quien, luego de que trascendiera la compra de alimentos con precios por encima de los máximos, salió a advertir que no “apañaría corruptos” en su gobierno. Dijo también que se frenaría el pago de los productos que adquiridos a valores mayores a los precios fijados y que, a partir de entonces, el tope para cualquier compra sería el de esos precios máximos.

Fuente: Página 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *