25 septiembre 2022

No hubo acuerdo: Municipales de Junín van al paro y movilización hoy

Los trabajadores municipales rechazaron la última oferta salarial y desde el oficialismo se dice que por ahora no hay otra propuesta. «Si bien somos conscientes que estamos viviendo una situación difícil en el país, también sabemos que venimos con salarios muy magros, algo que no es de ahora, sino de hace muchos años y necesitamos recomponerlo», dijo Gabriel Saudán secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales.

Los trabajadores municipales desarrollan este viernes la tercera medida de fuerza en dos años y tres meses de gestión del intendente Pablo Petrecca. La medida de fuerza anterior había sido en agosto de 2016 y se extendió por más de siete días -entre el 8 y el 14 de agosto de 2016-, cuando el municipio vio totalmente paralizada sus actividades hasta que el Ejecutivo se tuvo que sentar nuevamente con el sector sindical y ceder para permitir levantar la medida de fuerza de mayor tiempo de duración desde 1983 hasta ese momento.

En ese momento, agosto de 2016, una mesa con representantes de todas las áreas y secciones municipales es la que llevó adelante las negociaciones con el Ejecutivo en materia salarial, tras garantizarse también que no iban a darse represalias por la medida de fuerza que se extendió por siete días y fue la mayor en los 35 años de democracia, además de la nueva oferta salarial.

La primera medida de fuerza contra la administración Petrecca por reclamo salarial se cumplió a los pocos días de haber asumido el actual Ejecutivo, entre el lunes 28 y el miércoles 30 de diciembre y consistió en un quite de colaboración, en protesta por el 25 % de aumento previsto en el proyecto de presupuesto del año 2016. En el borrador oficial, el municipio proponía en ese momento un 15 % en febrero y un 10 en agosto.

Para destrabar el conflicto en ese momento, también fue fundamental el compromiso de que a partir de enero entrará en vigencia el pago del salario mínimo vital y móvil para quienes en la actualidad no lleguen a ese sueldo.

El último día del conflicto -casi a fines del año 2015- en los talleres municipales, los empleados rechazaron la primera oferta, lo que derivó en una nueva reunión entre los sindicatos y el municipio. Tras varias deliberaciones en asamblea y otro encuentro con los funcionarios, se llegó al número definitivo.

LA SITUACION ACTUAL

La medida de fuerza de hoy viernes – que contempla también una movilización a las 10 de la mañana a la Plaza 25 de Mayo- se hace en rechazo al 15% de aumento pagadero en dos cuotas, agregando en el último encuentro una cláusula de revisión para analizar el avance de la inflación.

«Si bien somos conscientes que estamos viviendo una situación difícil en el país, también sabemos que venimos con salarios muy magros, algo que no es de ahora, sino de hace muchos años y necesitamos recomponerlo. por allí no como pretendemos, pero tampoco con este 15% por una orden que ha bajado la gobernadora», señaló Gabriel Saudán, secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales en una conferencia de prensa desarrollada en la sede sindical el miércoles último.

El paro se decidió por asamblea de delegados y referentes de las distintas áreas municipales el martes a la tarde, tras las asambleas efectuadas por la mañana donde los empleados rechazaron la última oferta del Ejecutivo municipal.

Saudán expresó que «es cierto lo que dicho el Ejecutivo, de que quienes ingresan tienen un mejor sueldo e inclusive más que algunos que están trabajando desde hace años, por esta ley que pudimos conseguir de que se debe respetar el salario mínimo, vital y móvil», mencionando que un trabajador municipal en la categoría Obrero 1 (la más alta en obrero, con 40 horas semanales) está cobrando en neto 9.915 pesos, con el aumento del 7,5 se irá a 10.588 pesos. El administrativo 1 (35 horas semanales) donde está la mayoría de los trabajadores administrativos, muchos de ellos con varos años en la Municipalidad, tienen un neto de $ 8.902 y con el aumento se irá a 9.500 pesos.

«Con toda lógica -dijo el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales- los compañeros han dicho que no a este aumento del 15%. Imaginense que lo primero que escuchamos es que pagamos 500 pesos la luz y este mes nos llegó 1.800 pesos o dos mil pesos y así la nafta, gas, impuestos, las tasas municipales», referenció.

Además recordó que en 2016 el Presupuesto Municipal era de 272 millones de pesos -en recursos genuinos- y un 70% de ese presupuesto se dispuso para el pago de sueldos. En el año 2017, el Presupuesto -teniendo en cuenta recursos genuinos- sumó 385 millones, y de esto el 51% fue destinado a sueldos. En este año 2018 se han presupuestado en recursos genuinos 485 millones de pesos y de esa cifra, con el aumento,se destinará el 41% a sueldos.

Por lo tanto destacó Saudán que «motivos nos sobran» y luego de indicar que esta será la primera medida que se tomará en este año manifestó: «Esperemos que el Ejecutivo recapacite y que las necesidades que tenemos son reales, no son cuestiones caprichosas, no son políticas, muchísimo menos, porque siempre están los mal pensados que quieren mezclar un justo reclamo con una cuestión política», indicó el dirigente gremial municipal juninense.

A renglón seguido el dirigente sindical agregó que se decidió no hacer un paro por tiempo indeterminado porque «antes se nos reclamó que no dialogaban con nosotros por el paro por tiempo indeterminado. Se decidió esta medida el día viernes y después veremos cómo continuamos. Seguramente nos van a llamar, queremos seguir con el diálogo, queremos seguir charlando y poder resolver esta situación», expresó.

«Pedimos un sueldo digno. Nuestro pedido era un 25% con la cláusula gatillo y vamos a seguir manteniéndonos en esa postura. Queremos un sueldo digno que ayude a nuestras familias», dijo Gabriel Saudán.

error: Este contenido está protegido