7 diciembre 2022

Bruno Morán: “El balance ha sido muy positivo”


Entrevista a Bruno Morán, ingeniero agrónomo, docente y Secretario de Desarrollo Económico de Gral. Viamonte.

Cumpliste un año de gestión y seguramente mucho de lo que pensaste lo pudiste hacer y otro tanto te quedará para el año que viene. ¿Qué balance podrías hacer respecto a esta tarea emprendida desde el 10 de diciembre de 2015 y qué expectativas tenés para el 2017?

El balance ha sido muy positivo. Fue un año donde todo el municipio tuvo un ordenamiento muy importante de todo punto de vista. Desde la parte económica y presupuestaria, desde ordenamiento de área. Nuestra Secretaría no contaba con un organigrama de tareas o de áreas y fue una de las misiones que nos propusimos desde principio de año. Ordenarnos puertas adentro para después salir afuera con cierto ordenamiento.

En este sentido se consolidaron las áreas de agrotécnica o de producción, el área de industria,que si bien no tenemos un sector industrial todavía registrado pero nos permitió vincularnos con empresas. Un área de economía social y la vinculación con el programa Argentina Trabaja y con el Ministerio de Desarrollo Social de Nación, con Desarrollo Social local que nos vinculamos de lleno con todo lo que tenga que ver con proyectos productivos o emprendimientos.

Asimismo, un área nueva que es Turismo Productivo. Queremos que Viamonte, además de tener grandes atractivos como ser el Pueblo natal de Eva, la cultura Mapuche y el Monasterio, tenemos otra gran impronta fuerte que es la producción de quesos regionales y que quizás nos diferencia bastante de las localidad vecinas. En eso estuvimos trabajando y por área de manera diferente pero sí tenemos una plataforma y unos contactos hoy que nos permiten pensar un 2017 con mucha más agilidad y desde temprano atacar los objetivos que nos interesan.

¿Cómo es el vínculo con la Provincia y la Nación respecto a ingreso de recursos por ejemplo?

El vínculo es total, tenemos muy buenas vinculaciones provinciales como nacionales. El hecho es que para tener un financiamiento o un recurso en lo que es Sector Industrial primero tenemos que tener un registro. Quizás eso nos limita. Tenemos los contactos, tenemos todas las posibilidades de avanzar en ese sentido pero primero hacer los deberes.

Con Argentina Trabaja, la verdad que es un programa que hemos recibido muchos recursos este año y pensamos que el año que viene va a ser de igual magnitud o superiores. Tenemos casi 135 titulares los cuales reciben un aporte mensual representativo equivalente alrededor de los 4200 pesos, que eso para el Municipio es importante pero no sólo eso sino darles la posibilidad de generar sus propios talleres o sus propios emprendimientos. El programa contempla proveerlos de herramientas, de insumos, entonces todo eso es recurso. Así lo hicimos con emprendedores que accedieron a financiamiento y la participación en eventos promocionando lo turístico, lo atractivo.

Ya que mencionaste el problema legal que tiene el Parque Industrial. ¿Cómo se encuentra esa situación hoy?

Es un tema legal, el sector o la parcela el Municipio no cuenta con la escritura, sí la posesión pero no la escritura. A principio de este año la ley de expropiación falló a favor del Municipio con lo cual se inició el trámite de escrituración. Lo bueno es que legalmente llegamos a la última instancia y estamos en un proceso más burocrático de escriturar que otra cosa. Creemos que en los primeros meses del año vamos a tener la escritura o la posesión definitiva.

De todos modos se está trabajando en diferentes estudios de impacto ambiental e hidrológico que nos pide el mismo Ministerio para que una vez que tengamos la escritura tengamos también los estudios y hacer todo mucho más ágil.

Como todavía no se creó una Secretaría de Turismo muchas tareas en este campo las estás absorbiendo vos. Hace poco mantuviste reuniones con el sector hotelero y gastronómico. ¿Cuál fue el motivo de esa reunión y cómo se prepara para el verano en principio y para el resto del año?

Para pensar el desarrollo territorial, el desarrollo económico y sostenible es necesario trabajar con todos los actores. Es por eso que cuando pensamos en turismo, pensamos que era necesario armar una mesa de debate donde toda casa de hospedaje pueda volcar sus problemáticas. Hicimos dos reuniones a lo largo del año.

La idea fue traer a toda casa de hospedaje, que tenemos más de diez, tratar de vincularlos, promocionarlos a través de la página web del municipio que fue la última propuesta y esa misma promoción hacerla en Provincia con cualquier evento o atractivo que tenga el Municipio. Carnavales ahora y el Festival del Queso que lo estamos organizando para fines de marzo y el día del Pueblo son tres fechas que ubicamos dentro del calendario de 2017 como fiestas populares.

Por ahí como viamontenses no nos damos cuenta de la cantidad de gente que pasa en esas fechas y el servicio de hospedaje y gastronómico pasa a ser un punto importante para ofrecer una calidad que acompañe los demás atractivos.

Nombraste tres fechas. ¿Qué va a pasar con el Festival del Telar Mapuche?

Con telar mapuche estamos trabajando en un taller de capacitación y parte de los que participan en el taller ingresaron al programa Argentina Trabaja eso hizo la posibilidad de acceder a herramientas y capacitación.

El taller está teniendo una capacitación de cuatro días al mes con gente idónea o experta en lo que es manejo de lana o hilado o teñido y también tuvimos una vinculación ahora en los últimos meses con gente la Facultad de diseño de la UBA que vienen a aportar esa visión de diseño y de calidad que muchas veces necesita un producto para salir a la venta.

Con el taller de hilado sabemos que es un producto que se va a vender porque hay demanda de lo que se está haciendo y queremos acompañarlo con volumen de producción y con calidad. A eso se le va a sumar cuando esté consolidado el taller, este año se hizo, pero para el año próximo se está pensando en poner una fecha para el festival del telar o con un nombre que por ahí los represente más que es el hilado. Son temas que como Estado o como Municipio podemos opinar, pero como siempre le digo a la comunidad o a Liliana Antimán que es con quien nos vinculamos, es una decisión de la comunidad porque al ser tan propio de ellos no podemos invadirlos pero la intención como municipio es apoyar ese festival.

Con respecto al mercado del hilado, ¿qué posibilidades hay y cuál es tu rol en ese sentido y el de la UBA además de brindar la capacitación?

Esto es una red y cuando vos empezás a generar vinculaciones de capacitación, en este caso la misma facultad, la misma vinculación te va abriendo los mercados. En dos meses surgieron posibilidades de vender, hasta un comprador en Chile, hay también una persona conocida de Liliana que compraría para Estados Unidos y también hay una intención de poder participar en el festival del Poncho en Belén, Catamarca que tienen una invitación.

El producto que se genera localmente tiene una connotación para toda persona que busca algo referido al mapuche o a la historia de nuestra tierra anterior de la campaña del desierto. Hay mucha gente que desconoce que a 300km de Capital Federal existe un asentamiento mapuche con toda una cultura y una revalorización de ella.

De eso se trata, no es solamente abrir las puertas comerciales sino también de promocionar y vincular porque las mismas vinculaciones te van abriendo las puertas comerciales.

Y generar empleo ¿no?

Sí, totalmente. Eso también se está discutiendo. Este taller salió a dos barrios pero la idea empezar a salir al resto de los barrios y al resto de los pueblos. La idea es que las chicas que hoy se están capacitando en hilado sean multiplicadoras y pueda ser perfectamente un proyecto de emprendimiento familiar.

Lo bueno es que le agregamos valor a un producto que es la lana que se produce en nuestras tierras y que no tiene valor. Hoy en los campos se acopia en un galpón o se quema porque es estorbo y llevado a producto eso es grandioso. Le estamos dando valor a algo que estamos tirando u otro está viniendo de afuera aprovechándose de la situación y se lo está llevando por poca plata.

Teniendo en cuenta que una de las actividades principales de nuestro distrito es el agro. ¿Creés que es posible pensar en otras economías además del campo?

Somos un pueblo agrícola ganadero, eso no lo vamos a cambiar. Lo que hacemos mucho hincapié es en los pequeños y medianos productores y teniendo en cuenta las escalas que hoy para ser rentable o sostenible tenés que tener una escala agrícola comercializando grano o carne muy alta, entonces, ¿qué hacemos con el productor mediano o productor chico? y la primera opción es agregar valor o intensificar, si intensificás en una superficie chica alcanzás escalas de un productor grande entonces todo el tiempo estamos viendo esa posibilidad y con una vinculación a lo que es industria.

Producimos cerdo, se comercializa un cerdo en corte fresco bien posicionado en todo el partido pero falta quizás algo más que es agregar valor a ese cerdo. Ver cómo lo podemos congelar, empacar y procesar de alguna manera para sacarlo afuera de otra manera.

Es decir, tomar conciencia que somos una región que produce los alimentos que consumen las grandes urbes de ahí parte todo esto que estamos hablando y así con cualquier otro producto. Con ovinos este año se conformó la mesa ovina no sólo pensando en lana sino también en carne para el año que viene va a haber un impulso grande de ley ovina a nivel provincial y queremos estar a la altura para cuando aparezca la oportunidad poder ofrecer al pequeño productor la posibilidad de incrementar rodeo o de hacerse de un rodeo ovino nuevo. En eso estamos trabajando y desmitificar un poco esto de que el pequeño productor que no puede ser rentable.

Recién hablabas de pertenecer a una red y hace poco se unieron a dos redes importantes. Una, con la visita de Ricardo Bertolino y la firma del convenio con la Red de Municipios Frente al Cambio Climático y luego la Red de Municipios Cooperativos. ¿Cómo va a impactar esto en el corto, mediano o largo plazo?

Lo que tiene que ver con la Red de Municipios Cooperativos fue algo que a mitad de año se nos propuso trabajar lo vimos como una herramienta muy importante para Argentina Trabaja puntualmente con dos pero hay otras dos cooperativas que se podrían incorporar y tratar de fortalecer el proyecto desde otro lado y esto de tender redes porque este programa de Municipios Cooperativos va a permitir una mejor vinculación con otras cooperativas del país y de la Provincia con posibilidad ya sea de ubicar su producción, de capacitarse en lo que es organización de cooperativas que hasta el momento no habían tenido demasiada capacitación como también de hacerse de insumos.

Y en lo ambiental, bueno trabajamos en esa línea por supuesto de que todo proyecto tiene que ser sostenible y amigable con el medio ambiente pero creo que sí como municipio hay un par de proyectos que también vincula a cooperativas no sólo en separado sino en lo que va a ser el remanente de poda, estamos trabajando en proyectos con Viamonte a la cabeza y otros municipios que se van a sumar en un prototipo que va a permitir hacer uso del remanente de poda y transformándolo en biomasa y en combustible calórico.

Este año fue difícil. Una altísima inflación acompañada de una devaluación de la moneda argentina respecto del dólar, una pérdida de la capacidad de compra, caída del salario, falta de empleo, etc. ¿Qué expectativas tenés en cuestión de desarrollo económico en este contexto para el 2017?

Mirá somos un pueblo que vive del agro, directa o indirectamente, habrá muy pocas economías que no dependan directamente del agro. El transporte, los comercios, los talleres, todos están de alguna manera vinculados al agro. Desde ese lado creo que vamos a tener una campaña muy buena, el clima está favoreciendo sobre todo que el cultivo del maíz cierre su período crítico y tenga ya un piso de rendimiento muy bueno y eso creo que en el fondo y en el corto plazo, ya de hecho se está viendo, va a reactivar gran parte de la economía del pueblo.

También desde la secretaría pensamos en despegarnos en lo posible de las fluctuaciones que tiene el agro con los precios, digo, hoy es rentable, mañana no y sabemos que lamentablemente en Argentina es cíclico, tenemos cinco años buenos y otros cinco malos y también el clima hace su papel.

Entonces toda tarea que hagamos en materia de industria, en agregado de valor o trabajar con diversificación de producciones te hace más sostenible y mas estable. Creo que esta vez el agro nos va dar una gran mano como suele hacerlo, espero que eso se vea traducido en empleo y en las economías locales. Desde el Municipio y desde esta Secretaría tenemos proyectos para seguir avanzando para fortalecer otro tipo de economías que no dependan tanto de manera directa del agro o del privado pero si vamos a dar una mano como secretaria.

¿En ese sentido se puede pensar por ejemplo el vínculo con la UNNOBA y los talleres de empredurismo?

Son muchísimas las posibilidades que tenemos ya sea a través de la UNNOBA de Ministerios, el Ministerio de Desarrollo Social va a tener una fuerte connotación en lo que son proyectos y economías sociales estamos trabajando ahí con dos, tres proyectos. Hay una intención de tener la oficina de Empleo local que ya hicimos la gestión desde mediados de año, eso nos va a permitir bajar programas de capacitación como Primer Empleo, Empleo Único, Seguro de Desempleo, Empleo para discapacitados, hay un sinfín de programas que tiene la oficina que se habían bajado en algún momento a través de otra oficina pero nos parece importante contar con una propia.

También hay que tener claro, y esto lo digo a título personal, Los Toldos o Viamonte por no tener grandes industrias esa recesión no se vio tan fuerte. En ciudades de grandes polos industriales, la recesión y la falta de empleo se nota mucho más. Igualmente creo que Viamonte tiene necesidad de empleo pero también hay una necesidad muy grande de capacitar mano laboral que hoy tenemos. Hoy hay posibilidad de participar a nivel local de licitaciones de obras y es muy difícil encontrar una empresa o un grupo de obreros que se hagan cargo de esa licitación.

Y por otro lado tenés un sector de la construcción con falta de empleo. Se trata de unir las dos partes, capacitemos y generemos las herramientas necesarias para que posiblemente una gran parte de esas empresas o esas personas puedan transformarse en empresas y puedan ofrecer sus servicios al Municipio.

¿Se entregaron créditos este año?

Se hizo una convocatoria de proyectos ahora sobre fin de año, lo hicimos coincidir con el cierre del taller de empredurismo de la UNNOBA que fueron cuatro encuentros y estamos terminando de evaluar para que en los primeros días de enero haya un financiamiento a los proyectos que se presentaron.

¿De dónde provienen esos créditos?

Nosotros durante el año trabajamos con diferentes herramientas de financiamiento. Vinculación con bancos, con Ministerios, de hecho se han logrado algunos recursos de Nación, estamos vinculados con un centro de proyectos a nivel Nacional que es el IDEP de Avellaneda y además contamos con recursos propios de la Secretaría esos últimos recursos son los que estamos haciendo uso para personas que hayan hecho los cuatro talleres o que por lo menos hayan atravesado el período de capacitación de presentación de proyectos.

Me parece importante orientar la presentación de proyectos factibles, que sean evaluados previamente por gente idónea como la UNNOBA y de ahí en más empezar a financiar o apoyar proyectos y no dar micro, micro créditos de 2.000 o 3.000 mil pesos como se venían dando sino quizás de hasta 50.000 que es el tope máximo que teníamos.

Un financiamiento puede ser muchas veces una mochila de plomo, es decir, si vos tenés una mala idea, tenés un proyecto mal evaluado más que ayudarte te está diciendo además de que te va ir mal te estoy poniendo una devolución de plata. Por eso para el año que viene sí trabajar de vuelta con talleres de capacitación y abrir antes la convocatoria para financiar proyectos desde principio de año.

¿Además del ordenamiento dentro de la secretaría existe un trabajo con otras áreas del Municipio?

Tenemos un ordenamiento muy puertas hacia dentro que es todo trabajo que no se ve y yo te aseguro que día a día es muy desgastante pero bueno creemos que es la forma. Ordenando la secretaría y articulando muchísimo con todas las áreas, con Obras Públicas, Medio Ambiente, con Desarrollo Social y con Deporte. Estamos trabajando con proyectos productivos en barrios donde Tere (Luberriaga) entra con deporte y nosotros atrás tratando de abrir la cabeza, de pensar en proyectos productivos.

¿Qué expectativas tenés para el 2017?

Existe todo un trabajo puertas adentro que creo que en el 2017 se va a ver más todavía hacia afuera y siempre invitando a que tanto instituciones como todos estos actores que fuimos mencionando en la charla, se vayan sumando y comprometiendo porque el desarrollo no lo podés hacer desde una secretaria u oficina y con cuatro personas sino que tiene que ser participativo, somos un pueblo muy chico como para no pensar el entre todos y tirando parejo, y hoy estoy acá y mañana tal vez afuera pero los proyectos tienen que ser sostenibles. Esto implica mucha responsabilidad y estamos pensando un 2017 con esa fuerza y esa participación de actores.

error: Este contenido está protegido