25 septiembre 2022

Anahí no aparece y no se descarta ninguna hipótesis

“A esta altura ya no se descarta ninguna hipótesis”, confió un investigador policial que trabaja para dar con el paradero de Anahí Benítez, la adolescente de 16 años desaparecida el último sábado en cercanías del Parque Municipal de Lomas de Zamora. Este martes, dos grupos de canes rastrillaron las cercanías y el interior de ese predio, con resultado negativo.

“A esta altura ya no se descarta ninguna hipótesis”, confió un investigador policial que trabaja para dar con el paradero de Anahí Benítez, la adolescente de 16 años desaparecida el último sábado en cercanías del Parque Municipal de Lomas de Zamora. Este martes, dos grupos de canes rastrillaron las cercanías y el interior de ese predio, con resultado negativo.

A medida que pasan las horas, la desesperación y preocupación crecen. Fuentes de la investigación revelaron que los perros sabuesos que estuvieron este martes en la zona del Parque de Lomas llegaban hasta una parada de colectivos lindera a ese predio municipal y allí se detenía. “Parece que Anahí llegó hasta ese lugar y luego ocurrió algo”, plantearon.

En esta línea, los investigadores del caso aseguran no descartar ninguna hipótesis. “Nadie la vio cerca del parque. Lo que preocupa es que no hay testigos que aporten algo importante”, indicaron los pesquisas, en quienes también crecen la preocupación.

Este martes, la mamá de la adolescente desaparecida aseguró que su hija es «incapaz» de irse sola, sin avisar. El lunes, familia, vecinos y amigos marcharon por la aparición de la joven de 16 años. Y este martes, realizaron un «tuitazo» en las redes, y una cadena de oración.

El sábado por la tarde Anahí Benítez, de 16 años, le dijo a su madre que se iba “a caminar un rato”. No era raro que lo haga. Solía hacerlo. También se iba hasta el Parque de Lomas –a unas cuadras de su casa- y allí se sentaba a dibujar.

Pero siempre volvía antes de que oscurezca. Y el sábado, como ya se había ido medio tarde, la mamá pensó que volvería en “un ratito”. Pero no volvió.

Desde entonces, Anahí está desaparecida. Ese día, tenía puesto un jean, una campera verde y unas zapatillas marrones tipo botitas.

La mamá de Anahí está convencida de que la desaparición fue “totalmente” forzada: “La conozco y sé que ella no se iría. No tenía motivos para irse con nadie, a ningún lado. Estoy segura de que fue algo violento”, dijo en diálogo con C5N. Pero además de estar convencida, está desesperada y, por las dudas, por si existiese una posibilidad de que no haya sido forzada, le pide que vuelva: “Está todo bien si vuelve. Siempre va a estar todo bien con ella”.

En las cámaras de seguridad instaladas en las zonas aledañas a su casa y al parque no se registra el paso de Anahí.

“Ella es una chica sana, no tiene vicios. Es una excelente alumna. Era feliz y no tenía ningún motivo para hacer esto”, insiste su mamá, que no sabe “cuánto más se puede aguantar” vivir en esta incertidumbre de desconocer el paradero de su hija. “Es una agonía constante”, define.

Sus compañeros de la Escuela Superior Antonio Mentruyt, de Banfield, también están consternados. Este lunes organizaron una concentración en el colegio para pedir por su aparición. Sus amigas más cercanas se habían quedado a dormir en la casa de Anahí el viernes anterior a su desaparición. Se fueron de allí al mediodía y no volvieron a tener contacto con ella. En sus perfiles de redes sociales comparten la desesperación.

Por cualquier información, la familia de Anahí pide que se comuniquen al celular de la mamá: 1167116147 o al 911. La fiscalía que actúa en el caso es la número 2, de Lomas de Zamora, a cargo de las fiscales Fabiola Juanatey y Verónica Pérez.

Fuente: diarioconurbano.com.ar

error: Este contenido está protegido