21 febrero 2024

Verano en la costa: menos turistas, incertidumbre y alquileres en la mira

El verano arrancó con dudas. Las expectativas no son buenas y temen que se agrave la situación por la suba de precios.

La grieta también llegó al turismo. Fotos que reflejan playas llenas versus otras que muestran grandes espacios de arena rodeadas de pocas sombrillas. La pelea sobre cómo es la actual temporada para los principales destinos costeros de la provincia de Buenos Aires está a la orden del día. Algunos, como el diputado nacional del PRO, el pinamarense Martín Yeza, dicen que es buena, pero otros reflejan que el nivel de reservas es muy por debajo del año anterior.   

“Es una temporada complicada, se cayeron reservas. Este aumento de combustibles nos va a complicar más”, dijo el intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, quien hasta vaticinó que “la temporada corre riesgo”. De hecho el litro de nafta súpero ya está por encima de los 700 pesos.

En los últimos años, Gesell solía ubicarse en el podio de los tres destinos más importante del país, con más de 2 millones de turistas. Ahora, en el Gobierno municipal dicen que el escenario es incierto. Las estadísticas oficiales muestran que la ocupación en el arranque del año es del 60% en la ciudad de Villa Gesell, mientras que superó el 90% en las localidades del Sur: Mar de las Pampas, Las Gaviotas y Mar Azul.

“Quien habla de una excelente temporada miente. Hay mucha preocupación e incertidumbre. La plata no alcanza, las reservas se paralizaron y muchas se cayeron. Hoy están en un 60% para enero cuando en estos últimos años, a esta altura, llegábamos al 100%”, explicó el jefe comunal. En ese marco, explicó que el impacto que podrían tener las medidas económicas del Gobierno nacional sería algo “desastroso porque nuestra principal fuente de ingreso es el turismo y nuestra época más fuerte la temporada de verano”.

Cerca de allí, en Pinamar la situación no es mucho mejor. La ciudad recibió el año con una ocupación promedio de más del 75%, más de diez puntos por debajo de enero de 2023. “Hay una gran preocupación del sector privado. La demanda en materia turística está totalmente paralizada”, dijo días atrás Lucas Ventoso, secretario de Turismo local.

Desde la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica de Pinamar anticiparon que para la primera quincena las reservas en todo el partido alcanzan el 66% y, marcaron, algo que se viene reflejando en todas las localidades: estadías más cortas en torno a los 3 o 4 días.

Un dato no menor para explicar la baja en la demanda es que muchos alquileres buscan cerrarse en dólares, con la “excusa” de resguardar a los propietarios ante un “panorama incierto”. La semana de un departamento de una habitación parte de los 400 dólares.

Dudas hacia futuro

Más allá del inicio flojo de temporada, distintos operadores del Partido de la Costa y Necochea reconocieron que hay mucha incertidumbre por lo que puede pasar en febrero, que en general suele ser un mes de menor presencia de turistas.  

En Mar del Plata, en tanto, el presidente Emtur y Cultura, Bernardo Martin, sostuvo que actualmente están entre el 70% y 75% de ocupación entre hotelería y departamentos de alquiler. “Mar del Plata al tener tantas plazas hoteleras y extra hoteleras es muy competitiva, hasta ahora estos números se están manteniendo y superando, a pesar de la ausencia del Pre Viaje”, dijo a Radio 10.

Desde Monte Hermoso, también indicaron que el nivel de consultas está muy por debajo de otros años, y pronosticaron un enero que rondará el 60% de ocupación. (DIB)