22 febrero 2024

Reclamo en Escuela 7: “No queremos más baños químicos ni condiciones indignas de escolarización”

Padres, madres y docentes de la escuela primaria Nº 7 de Los Toldos, se congregaron en las escalinatas del Municipio para reclamar la culminación inmediata de las obras. Desde hace más de un año 400 alumnos usan baños químicos, hay ratas y temen por las enfermedades. Las autoridades locales responsabilizan a la empresa y al gobierno provincial.

Hace más de un año se solicitó una obra de refacciones en la EP Nº7 que contemplaba, entre otros arreglos, la remodelación completa de los baños de los alumnos y alumnas. Según los mismos padres, esas obras que empezaron hace más de 7 meses, nunca terminaron y desde el miércoles decidieron no enviar a los alumnos a la escuela por miedo a que sus hijos e hijas contraigan enfermedades.

Además, por el mismo abandono de los trabajos, a la escuela ingresaron por las cañerías ratas y ratones lo que provocó aún más indignación en la comunidad educativa y especialmente en los padres.

Por todo esto, y ya cansados de la situación, ayer cerca de las 11 de la mañana los mismos padres y madres de los alumnos y alumnas de la Escuela Nº 7 decidieron acercarse hasta las oficinas del Consejo Escolar y el Municipio para acercar dos notas con la petición de que brinden pronta solución real al problema para poder comenzar rápidamente las clases.

Entre los comunicados que leyeron a todos los padres y medios de comunicación presentes, antes de ser entregados a las autoridades se denunció “Entendemos que es responsabilidad del Consejo Escolar garantizar la finalización de la obra sanitaria iniciada ya hace un año”. “Nos negamos a que se siga dilatando la situación y/o se traslade a cientos de chicos y chicas, a otras instituciones como consecuencia de una evidente negligencia en la ejecución y seguimiento de dicha obra.” “No queremos más baños químicos y condiciones indignas de escolarización” Señalaron.

Respecto a la presencia de ratas y ratones dentro de la institución educativa solicitaron que se les diga realmente la situación y se les de las garantías de salubridad. “Exigimos asimismo, ante la presencia de roedores se nos informe a las familias de forma pertinente acerca de las condiciones edilicias, de higiene y salubridad real en que se encuentra la institución educativa.” Expresaron.

“Basta de escusas y de delegación de responsabilidades, queremos una respuesta y una solución definitiva que garantice el acceso real a una educación pública de calidad.” Exigieron.

Además advirtieron “se están vulnerando derechos de nuestros hijos e hijas, que es inadmisible que concurran en estas condiciones insalubres y antihigiénicas expuestos a una considerable suma de enfermedades.”

“Observamos ineptitud en las autoridades competentes en no haber solucionado estos puntos en tiempo y forma.”

“Tenemos la sensación que lo único que quieren solucionar es tener a los alumnos y alumnas en fecha entrando al establecimiento sin considerar ni solucionar las condiciones en las que se encontrarían y los riesgos que corren nuestros hijos e hijas.”

En tanto, Silvina Mango, Presidente del Consejo Escolar de General Viamonte, quien bajó a dialogar con los padres y medios de comunicación presentes, aseguró estar al tanto de todo y acusó de ser responsables de la situación a la empresa contratada. Además, puntualizó que ellos como parte del municipio no tienen injerencia total sobre las obras de esa escuela primaria porque se trata de un presupuesto provincial.

Inmediatamente, los padres le recordaron a la funcionaria que sí debía realizar los controles pertinentes sobre el avance y estado general de los trabajos que se estaban realizando y que evidentemente si los hubo, tal como respondió Mango, fueron insuficientes.

Finalmente y no conformes con las respuestas obtenidas, llegaron a hablar con el Intendente Franco Flexas quien los recibió en el “Salón del Bicentenario” junto a la Secretaria de Finanzas Ana Paula Cascallar, la Presidenta del Consejo Escolar Silvina Mango, y más tarde la Inspectora Jefa Distrital Fernanda Crisorio acompañada por la Inspectora de Infraestructura de la Región 14.

Durante esa última reunión, los padres increparon al propio intendente pidiendo que se haga responsable de la situación. A lo cual Flexas volvió a insistir con que la obra y las escuelas son provinciales y que por lo tanto no tenía responsabilidad legal sobre la ejecución de esas obras. Aunque aclaró que iba a intentar que la Dirección de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires tomara cartas en el asunto y revea la continuidad de la empresa contratista porque “mientras la provincia no rescinda el contrato con la empresa no podemos hacer nada”, remarcó Flexas.

Sin embargo, pese a todas las explicaciones y argumentos de las autoridades, no pudieron precisar en qué tiempo se iba a solucionar, ni tampoco presentaron otra alternativa más que volver a los baños químicos o mantener cerrada la institución sin clases bajo la responsabilidad de los propios padres y la institución.

De todos modos, cabe recordar que actualmente existen varias instituciones educativas del distrito que no pudieron comenzar sus clases en sus respectivos edificios debido también a obras de infraestructura que aún están sin terminar y que, como alternativa, les cedieron espacios en otras instituciones.

Toda esta situación se da en medio de reclamos docentes por obras de infraestructura y mejoras salariales, con paros por 48 o 72 horas. Mientras que la Provincia aseguraba que todas las escuelas podían comenzar en perfectas condiciones, aquí en General Viamonte como en otros distritos bonaerenses, algunas escuelas no contaban con sus instalaciones en buen estado para iniciar el ciclo lectivo 2019.