19 mayo 2024

Mueren 10 migrantes cubanas en accidente en México, Díaz Canel pide usar vías seguras para emigrar

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, lamentó hoy la muerte de 10 mujeres cubanas que viajaban como inmigrantes ilegales hacia Estados Unidos en un camión que volcó ayer por la tarde en el estado mexicano de Chiapas, e instó a los migrantes a “usar vías regulares, seguras y ordenadas” para evitar tragedias de este tipo.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, lamentó hoy la muerte de 10 mujeres cubanas que viajaban como inmigrantes ilegales hacia Estados Unidos en un camión que volcó ayer por la tarde en el estado mexicano de Chiapas, e instó a los migrantes a “usar vías regulares, seguras y ordenadas” para evitar tragedias de este tipo.

“Instamos a usar vías regulares, seguras y ordenadas para emigrar”, expresó Díaz-Canel al lanzar un llamado a los cubanos y cubanas que buscan salir de su país, luego de expresar su dolor por el “trágico accidente” y enviar condolencias a las familias de las fallecidas.

Asimismo, el presidente cubano informó que la Embajada en México ya está ofreciendo asistencia consular, según confirmaron en redes sociales tanto Díaz-Canel como el ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez, que también ha abogado por una “migración segura”.

Este siniestro vial es el segundo en menos de una semana que involucra a migrantes.

El Instituto Nacional de Migración (INM) informó en un comunicado que otras 17 personas, también de Cuba y en su mayoría mujeres, resultaron con heridas de gravedad en el accidente ocurrido durante la madrugada, informó la agencia de noticias AFP.

Según un reporte de la Policía mexicana, entre las heridas hay tres menores de seis, siete y 12 años, además de un adolescente de 17. Los restantes tienen entre 18 y hasta 60 años. Todos han sido traslados a hospitales de la zona.

“De acuerdo con los primeros reportes, el conductor circulaba a exceso de velocidad, perdió el control de la unidad y se volcó. El chofer se dio a la fuga”, detalló el INM.

El accidente se registró en un tramo que comunica a Pijijiapan con Tonalá, en la región de la costa del Pacífico de Chiapas, ruta que habitualmente siguen los traficantes de personas y migrantes que buscan llegar a Estados Unidos.

“El INM establecerá comunicación con las autoridades consulares con el fin de iniciar el procedimiento administrativo para la repatriación de los cuerpos a su país de origen”, añadió el comunicado.

El camión, cuya caja estaba construida en partes con madera, quedó parcialmente destruido en medio de ropas, bolsas y mochilas que llevaban las ocupantes.

Ante el refuerzo de la seguridad por parte de México para combatir el tráfico irregular de migrantes, miles de personas de distintas nacionalidades atraviesan el país en colectivos, remolques, vehículos en mal estado o trenes de carga, pero en el trayecto sufren accidentes o ataques de criminales y, en ocasiones, de las propias autoridades.

El jueves dos migrantes perdieron la vida cuando volcó un camión en el municipio de Mezcalapa, en el estado de Chiapas, que buscaba llegar al estado de Veracruz por una vía rápida que comunica con ese estado.

En febrero, un choque en una ruta que comunica a los estados de Puebla y Oaxaca dejó 17 muertos y 15 heridos, todos migrantes de Venezuela, Colombia y Centroamérica.

El accidente más cruento se registró en diciembre de 2021, cuando un camión remolque que trasladaba a más de 160 migrantes chocó contra un puente en el estado de Chiapas y más de 50 personas fallecieron, la mayoría, centroamericanos.

Un informe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) difundido el 12 de septiembre reveló que la frontera entre Estados Unidos y México fue la “ruta migratoria terrestre más peligrosa del mundo” en 2022, con 686 muertos o desaparecidos.

Además de los que recorren las rutas de manera clandestina, miles de migrantes permanecen en la ciudad de Tapachula, Chiapas, en espera de que autoridades mexicanas les entreguen permisos para transitar por el país.

Este fin de semana, en los estados norteños de Chihuahua y Zacatecas, cerca de 3.000 migrantes quedaron varados en zonas aisladas cuando los trenes de carga en los que viajaban se detuvieron sin motivo aparente.

La semana pasada, el mayor operador ferroviario suspendió 30% de sus operaciones, agobiado por el flujo de extranjeros sin papeles.

El gobierno mexicano ha admitido estar desbordado por la cantidad de migrantes que cruzan su territorio, en su gran mayoría, venezolanos, cubanos, haitianos y centroamericanos.

En agosto pasado, hubo un récord de casi 233.000 personas que cruzaron la frontera sur de Estados Unidos y la escalada continuó en septiembre.

De hecho, autoridades migratorias mexicanas detuvieron durante septiembre último a más de 189.000 migrantes ilegales.