26 septiembre 2022

Maestros y Maestras bonaerenses vuelven a parar

Con la medida de fuerza de hoy, los gremios exigen un incremento que compense la inflación y el tarifazo. Los docentes denunciaron un nuevo amedrentamiento, por la difusión ayer del rechazo a un amparo que habían presentado contra los descuentos por hacer huelga.

Los docentes de la provincia de Buenos Aires vuelven a hacer hoy un paro de 24 horas. La medida de fuerza fue ratificada por Roberto Baradel, del Suteba, y Mirta Petrocini, de la FEB: los dirigentes de los gremios mayoritarios del distrito confirmaron que la huelga se mantiene a pesar de la decisión de la Justicia de La Plata, que no hizo lugar a un pedido de amparo contra los descuentos por los días no trabajados. También advirtieron que la gobernadora María Eugenia Vidal no puede pretender que los maestros acepten salarios por debajo de los 20 mil pesos, “en este contexto de inflación y aumento de las tarifas”.

En vísperas del nuevo paro, ayer se difundió inesperadamente un fallo del Tribunal del Trabajo 4 de La Plata que, dos semanas atrás, había rechazado una cautelar presentada por los docentes para impedir que la gobernación les descontara los días de paro que cumplieron en marzo.

El fallo fue firmado el 9 de abril por Soledad Moreyra, Rodolfo Francisco Martiarena y Adela Di Stéfano. Los jueces apuntaron que –en ese momento– no había ninguna resolución de la cartera educativa provincial que oficializara los descuentos, ni tampoco se habían liquidado los haberes en cuestión, por lo que no correspondía hacer lugar a la cautelar. Es decir, no se avalaron los descuentos porque oficialmente no se habían aplicado, Pero la oportunidad en que la resoluciòn llegó a los medios resultó transparente. “El único objetivo es asustar a los docentes –consideró María Laura Torre, secretaria adjunta del Suteba–; amedrentarnos, utilizar políticamente el fallo para frenarnos.”

Los descuentos como medida de disuasión de los paros son una herramienta de uso habitual en los conflictos laborales. Su resolución más común es que el dinero retenido es devuelto una vez que se firma el acuerdo paritario: se vuelven parte del paquete que se negocia. El problema para los sindicatos docentes es que, bajo la administración macrista, puede no haber acuerdo, ya que la apuesta de Cambiemos es a diluir el conflicto mediante su desgaste. Como se sabe, hay una decisión de utilizar la paritaria docente como ejemplificadora hacia los demás trabajadores. A Cambiemos le importa más exhibir su poder de disciplinar los reclamos que demostrar capacidad de negociación. En este marco, el año pasado la gobernación pagó incluso premios a los maestros que no adhirieron a las huelgas, una medida que, aunque denunciada por antisindical, volvió a poner en el escenario este año.

La negociación salarial de los docentes está empantanada desde el inicio de las clases. Durante febrero y marzo, el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, ofertó un 15 por ciento de aumento, en tres tramos, para todo 2018. La semana pasada, en la última reunión, reformuló su propuesta: la acotó al primer semestre –con la promesa de reabrir las conversaciones en julio– y propuso un 10 por ciento, en tres cuotas. Este esquema fue rechazado por los sindicatos, que advirtieron que se trata de una oferta peor que la inicial.

La gobernadora Vidal ya cerró un acuerdo con los principales gremios estatales por el 15 por ciento. Al explicar las razones del malestar de los maestros, la titular de la FEB recordó que “las mediciones marcan que durante el primer trimestre la inflación fue del 6,7 por ciento, y se proyecta que para abril llegue aproximadamente al 9 por ciento”. Petrocini insistió de esta manera en que la provincia debe incluir una cláusula gatillo.

Para la dirigente, el anticipo que la provincia dio a los docentes “a cuenta del acuerdo” ya muestra su insuficiencia. “Incluso con esta imposición de adelanto, los trabajadores quedan entre 1 y 2 puntos por debajo de la inflación durante el primer semestre. El adelanto de un 5 por ciento y de otros 3 puntos decretado por el gobierno luego de fracasar la última paritaria se paga por única vez. Son 540 pesos por mes que no se agregan al sueldo”. Petrocini se preguntó: “¿Cómo se puede hacer frente a tarifas de luz o de gas con 540 pesos por mes?”.

Pagina 12


Este miércoles es el cuarto paro docente del año en Provincia y la Justicia avala el descuento

Este martes se conoció un fallo que habilita al gobierno de Vidal a no pagarle el día a los maestros que adhieran a la medida de fuerza. Los gremios se movilizarán por el centro porteño.

Horas antes del comienzo de un nuevo paro en las escuelas de la provincia, se conoció un fallo judicial que habilita al gobierno de María Eugenia Vidal a realizar descuentos a los trabajadores que adhieran a la medida de fuerza. Es un dictamen del Tribunal de Trabajo 4 de La Plata, que rechazó una medida cautelar presentada por los sindicatos docentes para que el Estado se abstenga de aplicar estos recortes en los haberes.

Aunque la resolución firmada por los jueces Soledad Moreyra, Rodolfo Francisco Martiarena y Adela Di Stéfano tiene fecha del 9 de abril, trascendió este martes, en la previa de una huelga que incluye además una movilización a la Casa de la Provincia, en el centro porteño.

La presentación judicial la hicieron FEB y Suteba el 16 de marzo, después que se concretaron las dos primeras medidas de acción directa, el 5 y 6 de ese mes. Argumentaban que se estaban preparando “quitas indiscriminadas” y sin “verificar los registros de contralor (o asistencias) que imprimen los directores de escuelas.

El tribunal rechazó el reclamo porque hasta ese momento no estaba acreditado la quita en los haberes y tampoco había una decisión administrativa. Pero, según confirmó Clarín en los gremios y en fuentes oficiales, los descuentos se concretaron y se reflejaron en los recibos que llegaron a principios de abril. Antes de esta decisión judicial. “Hay jurisprudencia y antecedentes que avalan esta medida”, aclararon en el Gobierno.

Es que todos los años, la aplicación de deducciones por adhesión a las huelgas siempre deriva en pleitos jurídicos. Uno de ellos llegó a la Corte, que falló a favor del Ejecutivo.

«Se corroboraron los listados y se aplicó para los dos días de marzo y para el paro del 5 de abril», explicaron en la

Dirección de Escuelas. «Hubo descuentos masivos y abusos. Castigaron a los afiliados de los gremios y hasta a quienes tenían licencias», se quejó un gremialista.

Todo el conflicto que se arrastra desde principios de febrero es porque gobierno y educadores no se ponen de acuerdo en el aumento para los hebres de 2018. El Frente de Unidad Docente (integrado por cinco sindicatos) rechazó seis ofertas por un 15% de aumento salarial ofrecido en paritarias, a pagar en tres tramos. En este caso incluía una bonificación por presentismo de hasta 6000 pesos; un beneficio por realizar capacitaciones (de hasta 3000) y casi 1000 pesos más por agente en concepto de material didáctico. La semana pasada, los funcionarios provinciales cambiaron el eje: propusieron 10% de enero a junio y el compromiso de sentarse a discutir otra vez el 7 de julio. También fue rechazado y se anunciaron las medidas que se concretarán este miércoles. «Con el fallo que difundieron intentan amedrentar e intimidar a los maestros para que no acaten los paros», dijeron en uno de las entidades de docentes estatales.

Como la concreción del acuerdo se demora, Vidal decidió pagar adelantos a cuenta por resolución ministerial. Uno se pagó a comienzos de abril del 5 por ciento y el viernes dijeron que liquidarían otro 3%. Según los cálculos oficiales, con esos anticipos se agregarán 3.250 pesos al docente que gana menos de $15.000, y 8.125 pesos a los que ganan más de 30.000.

Los gremios también rechazan esa determinación. La presidente de la FEB, Mirta Petrocini, aseguró que “el adelanto que decretó el Gobierno en la última paritaria, implica algo más de $540 para cada docente”. Consideró que “es inaceptable esa cifra en el contexto de incrementos continuos en el que vivimos”. Según la dirigente, con esos pagos “los docentes quedan 1 ó 2 puntos atrasados con relación al índice inflacionario de los últimos meses”.

Vidal el fin de semana aseguró que “en 2016 y en 2017 los educadores le ganaron a la inflación”. Y aseguró que las propuestas del gobierno para este año también determinan un ingreso que supera al costo de vida.

Clarín

error: Este contenido está protegido