7 diciembre 2022

Jornada de lucha de CONADU en la Semana de Paro Nacional Universitario

Tras la falta de voluntad política del gobierno de superar el techo salarial del 20%, ayer comenzó la semana de paro nacional definida por CONADU. Al alto acatamiento se le suma una variada cantidad de actividades en las distintas unidades académicas del país para visibilizar el conflicto.

Verónica Bethencourt, Secretaria Gremial de CONADU explicó que “como gran parte de los trabajadores, los docentes universitarios estamos sufriendo una paritaria que ya lleva seis reuniones y a las que llegamos con un reclamo del 35% de aumento salarial. Este número surgió haciendo un cálculo auspicioso de lo que iba a ser la inflación para este año y exigiendo la recomposición de los 10 puntos de pérdida de poder adquisitivo de 2016. También llegamos a la paritaria con la necesidad de discutir la situación de precariedad laboral de muchos docentes que trabajan ad honorem y contratados. Pero lamentablemente desde la mitad de febrero a esta parte solo hemos podido sostener la discusión salarial y en muy malos términos, porque el Ministerio comenzó con una propuesta del 18% y después de seis reuniones solo se extendieron al 20%”.

El intenso cronograma de lucha incluyó clases públicas organizadas por FEDUBA-ADAI en las estaciones de Constitución, Primera Junta y Retiro de la ciudad de Buenos Aires. A la tarde se realizó un corte y banderazo en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, del que participaron la decana, Graciela Morgade, profesores, investigadores y dirigentes estudiantiles. En la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de La Plata también se llevaron a cabo clases públicas bajo el lema “La educación pública se defiende en la calle”. SIDIU, gremio de base de CONADU en San Luis, armó una charla en la Plaza Pringles sobre “Neoliberalismo y el impacto en Argentina”.

La modalidad de paro activo se trasladó además a Córdoba, Río Cuarto y al conurbano bonaerense. En la Universidad Nacional Arturo Jauretche, por ejemplo, ADEIUNAJ montó una carpa docente en la que se diagramaron clases, aficheadas y radio abierta junto con organizaciones de la comunidad. Provincias como Santiago del Estero, La Rioja y Corrientes decidieron en cambio un cese total de tareas.

“Hay un estado de discusión, un convencimiento muy fuerte entre los trabajadores de que esta pelea tenemos que darla dentro y fuera de la universidad. Denunciar la actitud del gobierno de extender las negociaciones para quebrar la voluntad de los trabajadores porque necesita salarios bajos para implementar cambios en las universidades nacionales, como en tantas otras dependencias del Estado”, señaló Bethencourt.

En CABA, está prevista para el martes una maratón de clases públicas frente al Ministerio de Educación; el miércoles a las 18 horas, clase pública y acto contra la impunidad a genocidas en Plaza de Mayo; y el jueves, más clases públicas en el Polo Científico y Taller de RCP y Primeros Auxilios en la Plaza Houssay.

Las 120 horas de paro nacional confluirán en una gran marcha federal universitaria a Congreso el día martes 16 de mayo a las 17 horas.

Para Federico Montero, Secretario de Organización de CONADU, las jornadas de lucha visibilizan un aspecto de un conflicto que es mayor y que se vincula con la educación pública en la Argentina: “En las universidades y en el sistema científico tecnológico vivimos un ajuste presupuestario y salarial muy fuerte. Hace tres meses que estamos discutiendo con el Ministerio de Educación y hace tres meses que se muestran inflexibles manteniendo una oferta del 20%. Oferta que es insostenible porque implicaría que los docentes universitarios perdamos el 15% de nuestro salario en un año. Es una especie de mímica de negociación. En cada reunión les hemos acercado propuestas para destrabar la negociación y el gobierno se mantiene inflexible porque parece que hay una definición política de bajarle el sueldo a la gente y disciplinar a los sectores que se están organizando”.

Entre las exigencias de la Federación se encuentra la recomposición del 35%, la regularización de docentes contratados y ad honorem, la plena implementación del Convenio Colectivo de Trabajo, la continuación de los programas de capacitación docente gratuita, el restablecimiento del Programa de Finalización de Tesis (PROFITE) y de los programas socioeducativos, mayor presupuesto para la universidad, la ciencia y la tecnología y el restablecimiento del Programa Nacional de Orquestas y Coros.

Cabe destacar que la CONADU congrega a más del 40% de los docentes universitarios, investigadores y científicos de la Argentina, siendo la organización gremial más representativa del sector.

error: Este contenido está protegido