Hoy: Macri abre sesiones legislativas

Macri abre sesiones y anuncia “fin de recesión”

ONCE MANDATARIOS CONFIRMADOS EN LA ASAMBLEA LEGISLATIVA.- A partir de las 11:00, el Presidente brindará un discurso más político que económico ante la Asamblea Legislativa en tono conciliador y con un guiño a los Gobernadores del PJ. Cristina y Máximo, ausentes.

Asamblea Legislativa: Mauricio Macri va hoy al Congreso y se espera que se pronuncie sobre el aborto.

Mauricio Macri brindará hoy ante la Asamblea Legislativa en el Congreso un discurso compacto con eje en lo político, y un guiño al peronismo «dialoguista» para anunciar que la Argentina salió de la recesión. Cristina y Máximo Kirchner no estarán presentes.

El Presidente planteará como ejemplo de éxito la sociedad política con los Gobernadores del PJ quienes aportaron votos para aprobar iniciativas del Poder Ejecutivo Nacional como las reformas fiscal, tributaria y previsional. La archinémesis de esta sociedad entre la Casa Rosada y los mandatarios de provincia será Hugo Moyano, protagonista reciente de una masiva marcha opositora contra las políticas económicas del Gobierno.

La ofensiva discursiva de Macri contra el camionero, a quien el Presidente no tiene previsto nombrar en su discurso para quitarle entidad, englobará también a los gremios docentes que este semana tensaron las negociaciones paritarias con anuncios de paros para impedir el reinicio del ciclo lectivo. No abundarán, de acuerdo a fuentes oficiales, anuncios estridentes en materia de proyectos de ley. Sin embargo, el Presidente pedirá rápida aprobación al proyecto de Cambiemos para tipificar la «corrupción sindical» y establecer la obligatoriedad de presentación de declaraciones juradas para los secretarios generales de los gremios, un día después de que una fiscal imputara a Moyano y a su hijo Pablo por presunto lavado de dinero.

En el marco del «combate a las mafias», Macri también hará eje en el nuevo proyecto de financiamiento de los partidos políticos e insistirá con la reforma electoral a partir de un preacuerdo que Rogelio Frigerio viene tejiendo con gobernadores peronistas como Gustavo Bordet (Entre Ríos) para levantar el bloqueo que el PJ había realizado en el Senado.

Anoche, la Casa Rosada festejaba la presencia confirmada de al menos seis gobernadores peronistas. Además de Bordet ya tienen una silla reservada junto a Marcos Peña y al resto del Gabinete el pampeano Carlos Verna, el salteño Juan Manuel Urtubey, el santiagueño Gerardo Zamora, el chubutense Mariano Arcioni y el sanjuanino Sergio Uñac. El cordobés Juan Schiaretti mandará a su vicegobernador Martín Llaryora. El staff se completa con los conocidos de Cambiemos: María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Horacio Rodríguez Larreta (Ciudad Autónoma de Buenos Aires), Gustavo Valdés (Corrientes), Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy).

Será un discurso conciliador ante el pleno de los diputados y senadores que buscará pacificar el recinto luego del stress legislativo que generó en diciembre la traumática aprobación del nuevo cálculo jubilatorio en medio de violentos incidentes en las afueras del Congreso. La oposición recibirá al jefe de Estado con y un reclamo explícito para debatir la despenalización del aborto y con las ausencias confirmadas de Cristina y Máximo Kirchner. La ex presidente viajó al Calafate para seguir por el discurso por televisión y su hijo tampoco acudirá a la apertura de sesiones ordinarias.

En el interbloque Cambiemos reina un equilibrio político inestable. La reunión de ayer a las 11:00 en Diputados exhibió la interna radical por el proyecto de Luis Petri que busca regular el acceso gratuito a los servicios de salud y educación de los extranjeros sobre la base de criterios de reciprocidad.

En términos económicos, el Poder Ejecutivo Nacional intentará contagiar un shock de optimismo sobre la base de que «lo peor ya pasó». Por eso ayer se difundió que el crecimiento de la economía en 2017 fue del 2,8 por ciento respecto del año anterior, lo que representa la variación positiva más alta desde 2011, de acuerdo al INDEC.

Sobre ese eje. El Presidente impulsará ante la Asamblea Legislativa una «agenda del progreso» construida sobre la base de consensos alcanzados con los gobernadores y con la mirada puesta en el doble objetivo de reducir la pobreza y fomentar el empleo. En su tercer mensaje ante la Asamblea Legislativa, Macri invitará también a los legisladores a formar parte del debate que se avizora a partir de lo que el Gobierno considera «la inserción inteligente» de Argentina en el mundo y el nuevo rol que viene ocupando el país en la discusión de la agenda global, según adelantaron fuentes oficiales.

Con el foco puesto en las propuestas y en la necesidad de marcar una suerte de «agenda del desarrollo», repasará los logros de su segundo año de gestión, explicaron a Télam fuentes gubernamentales y parlamentarias.

La apertura de la Asamblea Legislativa estará a cargo de la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, acompañada por el titular provisional del Senado, Federico Pinedo, y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, en un acto que según el cronograma oficial será a partir de las 10. A la Asamblea Legislativa asistirán los ministros del gabinete, embajadores, gobernadores y miembros de la Corte Suprema de Justicia, que ocuparán los palcos ubicados a ambos lados del estrado, mientras que los palcos superiores serán para invitados especiales de los legisladores, según dispusieron autoridades de la Cámara Baja, que decretaron un asueto administrativo para el día de la Asamblea Legislativa.

Como es habitual, dos comisiones de legisladores del oficialismo y de la oposición recibirán al Presidente en la explanada del Palacio Legislativo y lo escoltarán hacia el recinto de la Cámara de Diputados donde dejará formalmente inaugurado el 136 período de sesiones ordinarias del Congreso.

De acuerdo con el cronograma oficial, el Presidente arribará al Congreso por la explanada de la avenida Entre Ríos a las 10.50, donde será recibido por las autoridades de ambas cámaras y las dos comisiones de legisladores, que lo acompañarán a firmar el tradicional libro de Honor de ambas cámaras. Macri hablará ante los diputados y senadores tras haber ganado las elecciones legislativas de octubre, donde logró afianzar la alianza Cambiemos, pero sin poder tener mayoría en ninguna de las dos cámaras, con lo cual deberá seguir apostando a las negociaciones con los legisladores que responden a los gobernadores de sus provincias.

Esto es así porque el oficialismo pudo sumar 22 bancas en diputados y ahora tiene 108 legisladores -con lo cual le siguen faltando más de una veintena para llegar al quórum de 129- y tiene 25 bancas de las 72 que componen la Cámara alta.

Casualmente, el interbloque Cambiemos de Diputados comenzó hoy a diseñar su agenda parlamentaria, que impulsará desde mañana, y que estará centrada en la discusión del aborto y los proyectos de modernización del Estado, según señalaron fuentes parlamentarias.

Fuente: ambito.com


Asamblea Legislativa: Mauricio Macri va hoy al Congreso y se espera que se pronuncie sobre el aborto

El peronismo lo espera con reclamos. Luego de una reunión resolvió pedir «un cambio de rumbo económico».

Se sabe lo que piensa el Presidente sobre el aborto legal, y la línea que ha bajado en Cambiemos -lo hizo el lunes en Olivos ante decenas de legisladores- sobre cómo deberá encausarse el debate que se viene. Hoy, en la apertura de sesiones ordinarias ante la Asamblea Legislativa, la expectativa es que Mauricio Macri lo exprese por primera vez en público, en lo que se supone será un discurso moderado y de búsqueda de consensos, sin grandes demandas al Congreso para este año.

La Asamblea Legislativa está convocada para las 10 y deberá elegir a los integrantes de las dos comisiones que le darán la bienvenida una hora más tarde al Presidente, junto a los titulares del Senado, la vicepresidenta Gabriela Michetti, y de Diputados, Emilio Monzó. Para la llegada de Macri se abrirán las puertas de la explanada que da a la avenida Entre Ríos, algo que sucede en ocasiones especiales. A su ingreso Macri firmará el Libro de

Honor y hará el “saludo a la Constitución”, el ejemplar original de 1853 que está en el Salón Azul del Senado. Ayer por la tarde ya estaban colocados los vallados engalanados con los colores de la Bandera, para que Macri camine por la alfombra roja desde el Salón Azul, atraviese Pasos Perdidos e ingrese al recinto de Diputados, donde tendrá lugar la Asamblea.

Aunque la Casa Rosada apunta a un discurso no confrontativo con la oposición, el peronismo dialoguista metió presión en la previa y reclamó un mensaje de “cambio en el rumbo económico” por parte del Presidente. Fue luego de una reunión ayer de diputados del interbloque Argentina Federal, el peronismo no K que responde a los gobernadores. “La realidad indica que muchos compatriotas la están pasando mal porque la inflación no cede ni se crean puestos de trabajo. Las economías regionales están en crisis por la falta de competitividad, el aumento de tarifas, de costos internos y la apertura de importaciones”, advirtió Pablo Kosiner, jefe del interbloque y del bloque Justicialista. “Es un país que no arranca”, completó el tucumano Pablo Yedlin.

Este pronunciamiento de la bancada de 33 diputados a la que justamente apela el Gobierno para negociar, anticipa que la pasada de Macri tendrá repercusiones críticas en la oposición del Congreso.

Se espera que el discurso se extienda módicos 40 minutos -como el año pasado- con lo cual a mediodía la ceremonia habrá concluido. Además del mensaje sobre la despenalización del aborto, haría referencias a la situación de la economía (con números favorables buscando renovar expectativas), a proyectos de Justicia y seguridad, a la puja con sectores sindicales y a la educación, acaso con alguna alusión a los paros gremiales en este comienzo del año lectivo.

Luego de los estados alterados de fines del año pasado con el costo político que pagó el oficialismo para sancionar la reforma previsional, este 2018 está planteado desde la Casa Rosada como un año parlamentario en que no deberá haber más “proyectos de vida o muerte”. El debate sobre el aborto libre que propicia el Gobierno será en este sentido funcional a la estrategia de “darle vida propia” al Parlamento sin implicar a la Casa Rosada ni replicar negociaciones que consideraron desgastantes con los gobernadores -para obtener los votos de sus legisladores.

Habrá estrictos controles para el ingreso al Congreso. Como es habitual, en el recinto estarán los gobernadores, ministros, jefes de las Fuerzas Armadas y miembros de la Corte Suprema. Aunque se destacó que hay “buen clima” desde el oficialismo se buscó garantizar con los jefes de bloques de la oposición que no haya “barras”. Es que los legisladores pueden hacer ingresar a sus asesores.

Están invitados también los ex presidentes. Estaría Eduardo Duhalde, aunque hasta anoche no había ninguno confirmado. La hoy senadora Cristina Kirchner que ya se negó al traspaso de mando presidencial, volverá a estar ausente para no escucharlo a Macri. Viajó a Santa Cruz para estar el 25 de febrero en la fecha en que hubiera años Néstor Kirchner, y no regresó.

Fuente: clarin.com


error: Este contenido está protegido