29 febrero 2024

Franco Flexas adhirió al comunicado de la UCR que define no apoyar a ninguno de los candidatos del ballotage

El mandatario radical y de Juntos por el Cambio compartió la carta de la UCR nacional en sus redes y mostró su adhesión pública a lo manifestado en el documento de no apoyar a Massa ni a Milei en el ballotage del 19 de noviembre. 

El mandatario radical y de Juntos por el Cambio compartió la carta de la UCR nacional en sus redes y mostró su adhesión pública a lo manifestado en el documento de no apoyar a Massa ni a Milei en el ballotage del 19 de noviembre. 

Ayer por la noche, Franco Flexas compartió en sus redes la carta oficial de la UCR nacional que emitió luego de conocerse el manifiesto apoyo inconsulto de Patricia Bullrich y a Javier Milei en el ballotage. 

“La UCR no acompañará a ninguno de los dos candidatos” escribió el intendente y compartió la carta oficial. 

De esta manera entonces, el mandatario expresó su decisión política en sintonía con el radicalismo nacional, que en el día de ayer salió a manifestar su repudio al apoyo de Patricia Bullrich y Luis Petri a Javier Milei el 19 de noviembre. 

El comunicado completo de la UCR 

El país está viviendo una grave crisis económica, política, moral y social. Con una inflación creciente, niveles de pobreza y corrupción alarmantes, y una incertidumbre que afecta el día a día y la visión de largo plazo de todos los argentinos. En ese estado de situación y con el deseo de revertirlo colectivamente fuimos a las urnas. Y la ciudadanía se expresó: la propuesta política de Juntos por el Cambio resultó tercera, quedando afuera del balotaje. Esto merece reflexión y autocritica profunda de todos los partidos de Juntos por el Cambio, así como de sus principales actores políticos.

La Unión Cívica Radical agradece el acompañamiento de los millones de argentinos que a lo largo de país acompañaron nuestras propuestas y rechazamos posiciones unilaterales inconsultas que no expresan los valores de Juntos por el Cambio Nuestro partido tiene una extensa historia en defensa de la democracia, del respeto de los derechos humanos, de la ampliación de derechos sociales de manera sostenible, de compromiso con la educación y la salud públicas, así como también de un posicionamiento soberano en materia de política exterior.

Los argentinos colocaron a nuestra coalición en un rol de oposición. Y eso es lo que debemos hacer. Esa responsabilidad es sumamente relevante, ya que contamos con 10 gobernadores, cientos de intendentes, 93 diputados y 24 senadores nacionales. Ese mandato de las urnas para con Juntos por el Cambio es el que vamos a honrar, reconstruyendo los liderazgos, los proyectos y las visiones que vuelvan a enamorar a los

argentinos, al tiempo que controle y ponga los límites necesarios a quienes vayan a ser gobierno nacional a partir del 10 de diciembre. Los argentinos votaron, y son los únicos dueños de los votos. Ningún dirigente lo es. Cada uno de ellos decidirá en el balotaje por su preferencia. La UCR no apoyará a ninguno de los dos candidatos. Ninguno de los dos garantiza un futuro de progreso para la Argentina.

Sergio Massa es tan responsable como Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner del estado del país, de su empobrecimiento, del proceso inflacionario, la corrupción y del deterioro social y económico de Argentina. El extremismo demagógico de Javier Milei se encuentra en las antípodas de nuestro pensamiento. Su plataforma política y la violencia que se desprende de sus palabras y gestos, atentando siempre contra la convivencia, no tienen nada que ver con nuestro partido. Jamás podríamos tener nada que ver con su espacio.

Tenemos la oportunidad histórica, a 40 años de recuperar la democracia, de terminar con las grietas que peligrosamente parecen multiplicarse y que solo han servido para rédito personal y político de algunos sectores y actores.

Tenemos la responsabilidad de sacar el país adelante, desde el lugar que los argentinos nos han asignado. Y de construir un nuevo radicalismo, que sobre sus valores históricos convoque nuevamente a las mayorías, que represente los intereses nacionales y rescate lo mejor de nuestra tradición institucional. Con banderas y liderazgos renovados que permitan explicitar un camino claro, un proyecto de país para construir un futuro mejor.