Esclarecimiento de la DDI Pehuajó: cuatro detenidos por el brutal crimen descubierto en General Villegas

Se conocieron ayer todos los detalles del operativo realizado por los detectives pehuajenses de la Dirección De Investigaciones con asiento en Pehuajó. La información tomó relevancia a nivel nacional, sobre el resultado de la investigación luego de que el cuerpo calcinado de Diego Pablo Mendicoff fuera hallado en General Villegas el 4 de diciembre, dentro de su camioneta.

“El misterio se va aclarando”, expresaba Infobae, medio líder nacional, al referirse al crimen que desde NOTICIAS venimos siguiendo al estar siendo investigado por los detectives de la DDI local. En este sentido, ayer se emitió un parte de prensa oficial desde la oficina policial para detallar lo ocurrido con este crimen.

El 4 de diciembre se halló en un camino rural de la localidad bonaerense de General Villegas el cuerpo calcinado de un vendedor de autos de Rufino, Santa Fe. Este miércoles, acusados por el asesinato de Diego Pablo Mendicoff, detuvieron a tres hermanos y un cuarto hombre, quienes lo habrían matado por venganza.

Aquel día fatal, la víctima había pactado con los ahora detenidos la compra de un aire acondicionado, según le revelaron fuentes policiales a Télam tras las aprehensiones. Para los investigadores, fue tan solo la mentira que inició el plan de los hermanos para vengarse de Mendicoff, a quien culpan por la muerte de un cuarto hermano hace dos años.

Los detenidos por el crimen son Miguel Alejandro Gamboa, alias “Rulo”; Darío Ricardo Gamboa; Mauro Antonio Gamboa, alias “Topo”; y Daniel Aparicio Varela, alias “Guri”, quienes quedaron a disposición de la Justicia y en las próximas horas serán indagados.

Según informaron las fuentes de la DDI Pehuajó, el 4 de diciembre Mendicoff, quien había sido camionero y en la actualidad vendía autos y compraba cereales, coordinó con “Rulo” Gamboa la adquisición de un aire acondicionado, por lo que se dirigió al lugar en el que habían acordado realizar la transacción.

Mendicoff fue con su camioneta Toyota Hilux hasta el lugar, donde se encontró con Gamboa para realizar la transferencia comercial. Según las fuentes, los investigadores creen que cuando los hombres conversaban, dos hermanos de Gamboa, que estaban escondidos, se abalanzaron sobre la víctima, lo redujeron y lo golpearon fuerte en la cabeza.

Siempre de acuerdo a los pesquisas, con la complicidad de un cuarto hombre, “Guri” Varela, los tres hermanos Gamboa trasladaron el cuerpo de Mendicoff a bordo de su camioneta aproximadamente unos 100 kilómetros hasta la vera de un camino rural de la localidad de Cañada Seca, en el partido bonaerense de General Villegas. Allí, los sospechosos habrían prendido fuego la Hilux con el cuerpo de la víctima en su interior, que terminó calcinándose, mientras que los hermanos huyeron del lugar en un Citroën C3 conducido por Varela.

Un investigador precisó que una de las hipótesis del crimen fue una presunta venganza de los hermanos Gamboa contra Mendicoff, a quien le adjudicaban la muerte de otro integrante de su familia. ”Hace dos años la victima supuestamente era camionero y en esas circunstancias levantó en una ruta a un cuarto hermano de los Gamboa. Ese hermano apareció muerto en la zona de Rosario y estos hermanos siempre lo culparon por la muerte”, le explicó a Télam.

El mismo pesquisa indicó que Mendicoff continuó en contacto con “Rulo” Gamboa, “con quien hacía negocios eventualmente”, y a quien le había avisado que en ese momento había trasladado al hermano hasta Rosario, aseguró.

Durante la media mañana del 4 de diciembre, familiares de Melnicoff, de 44 años, comenzaron a pedir ayuda en la redes sociales para localizarlo. En los posteos contaron que había salido de madrugada y luego habían perdido la comunicación con él. Acompañaron el mensaje con fotos del hombre y de la camioneta.

Preocupados por la situación, además, con el correr de las horas la pareja de la víctima radicó una denuncia por averiguación de paradero en una comisaría de Rufino. La mujer ratificó que había salido de su casa temprano a bordo de su camioneta y con una suma de dinero, pero nunca más regresó.

Melnicoff era padre de cinco hijos, una de las cuales lo despidió con unas sentidas palabras en las redes sociales: “Lo último que nos dijimos fue que nos amábamos (…) Me dejaste un vacío enorme, acá te vamos a extrañar muchísimo. El silencio se va hacer difícil, la vida se va hacer difícil sin vos. Gracias por nunca dejarme sola, por estar ahí en todo. Podría contar mil cosas hermosas que compartimos, pero las voy a guardar en el fondo de mi corazón. Te voy a recordar siempre con esa voz fuerte, pero con el corazón más bueno que puede existir. Le agradezco a la vida por ponerte en la mía. Me quedo con lo mejor y con un amor interminable, hasta nuestro reencuentro, papá. Te amo toda la vida”.

El fiscal Manuel Iglesias, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de Trenque Lauquen, comenzó a investigar el crimen de Mendicoff, que derivó a dos primeras detenciones, las de Miguel Gamboa y Daniel Varela. Agentes de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Trenque Lauquen continuaron con la recolección de pruebas y a base de testimonios se determinó también la participación de los otros dos hermanos Gamboa, Darío y Mauro, quienes fueron apresados en las últimas horas luego de una serie de allanamientos llevados a cabo en la ciudad de Rufino, con la intervención de la DDI de Trenque Lauquen y la policía de Santa Fe.

En los procedimientos se secuestró una pistola Bersa calibre 22, entre otros elementos de interés para la causa. Los detenidos serán indagados en las próximas horas por el fiscal Iglesias por los delitos de “homicidio calificado por alevosía y en concurso premeditado de 2 o más personas”, que prevé una pena de prisión perpetua.