22 mayo 2024

Empleados de Antonelo temen que cierre la fábrica

Según informó el portal digital Junín24.com de ciudad de Junín, trabajadores de la empresa Antonelo (actualmente Italnor) temen por el cierre de su fábrica. Desde hace meses les pagan el sueldo en cuotas y les adeudan aguinaldos y vacaciones. Hoy por la mañana salieron a manifestarse en las calles.

Esta mañana de sábado, empleados de la empresa Antonelo (actualmente Italnor) salieron a las calles de la zona céntrica de Junín para manifestar su lucha, ya que se les deben salarios y en diálogo con el portal Junin24 manifestaron que “venimos cobrando el sueldo en cuotas, no cobramos el aguinaldo ni tampoco un plus acordado en paritaria pero la gente sigue trabajando porque no queremos que la fábrica cierre. El 21 hicimos un paro para que la patronal tome conciencia de que todos los trabajadores estamos pasando por el mismo problema”.

“Solamente queremos que nos paguen lo que nos deben. No cobramos las vacaciones. Deseamos que la gente de Junín tome conocimiento de lo que sucede”, dijo Daniel -delegado gremial- quien sostuvo que “no conocemos la situación financiera de la empresa, solamente sabemos que trabajamos las nueve horas que nos corresponde y sacamos la cantidad de pantalones que nos piden. No sabemos por qué motivos no nos pagan. Según ellos es la parte financiera, una sociedad con una empresa de Buenos Aires que no cumplió pero siempre lo paga el trabajador”.

Explicaron que vienen manteniendo reuniones con las autoridades de la empresa “pero siempre nos responden que están buscando un socio, un préstamo, para levantar la fábrica, pero el trabajador no puede esperar”, agregó Daniel.

Otra empleada agregó que “tenemos la mutual cortada porque desde hace un año no hacen aportes, a pesar de que nos descuentan en el recibo de sueldo”.

El conflicto se agudizó desde el mes de diciembre cuando los sueldos se fueron pagando de a poco pero “la gente no tiene para comer ya”, dijo el delegado gremial quien contó que la totalidad de los empleados tienen este problema: 60 trabajadores.

Antes de llegar a la medida de fuerza se realizaron audiencias en el Ministerio de Trabajo pero “no se llegó a nada”, dijo el delegado gremial quien comentó que a pesar de llegar un acuerdo el año pasado por suspensiones, las horas nunca se pagaron.

“No queremos que la fábrica cierre pero nosotros también tenemos que vivir”, señaló una empleada que reclamó por la grave situación de la industria textil juninense acotando otros empleados que la empresa “no viene con problemas desde ahora, sino desde hace épocas. Obedece a un problema estructural del sector textil a nivel país”