22 mayo 2024

El reclamo docente salió otra vez a la plaza Rivadavia

El paro nacional docente por 48 trascurrió entre ayer y hoy y fue impulsado por CTERA. Representantes locales de gremios como SUTEBA y FEB se congregaron en Plaza Rivadavia junto a un grupo de trabajadoras y trabajadores de la educación del Distrito de General Viamonte para visibilizar sus reclamos.

De este modo y a través de una carta abierta, los y las docentes de General Viamonte quisieron noticiar acerca de las problemáticas y las decisiones políticas del gobierno que afectan a la comunidad educativa.

“Carta Abierta de los docentes a la comunidad educativa de General Viamonte:

Estimadas familias:

Muchas aulas de nuestro país hoy están cerradas, algunas definitivamente y otras porque sus docentes, nosotros, sostenemos una lucha en favor de nuestros derechos laborales y en defensa de la escuela pública.

Desde el año pasado nuestro distrito se vio afectado por decisiones de las autoridades educativas y gubernamentales que perjudicaron directamente el presente y el futuro de nuestros alumnos.

En nuestro partido, con las fusiones de cursos de la E.P Nº1, E.P. Nº6, Secundaria Nº2 y Escuela Agraria Nº1 muchos docentes, nuestros vecinos, perdieron su fuente de trabajo; al tiempo que los alumnos vieron vulnerada su calidad educativa: un maestro no puede dar respuesta a las necesidades de cada uno de los alumnos cuando los grupos son multitudinarios y con demandas diversas.

Pero ello no fue todo, este año el gobierno provincial, decidió convertir a los Equipos de Orientación Escolar propios de cada escuela, los que seguramente usted conoció como “gabinete”, en Equipos de Distrito. Esto implica que sus hijos ya no contarán con la Orientadora Social, Educacional, del Aprendizaje e incluso la

Fonoaudióloga de manera permanente para acompañar, escuchar y sostener las trayectorias educativas, como así tampoco sus demandas, inquietudes, necesidades y preocupaciones.
Por otro lado, debemos afrontar a una abrupta reforma de los diseños curriculares de las Escuelas Técnicas, lo cual implica la quita de 1476 hs, afectando directamente nuestra estabilidad laboral y puestos de trabajo, pero también en los alumnos, específicamente en la validez de su título, porque no es lo mismo el título de técnico que actualmente tienen los egresados de Técnica, que el de simplemente Bachiller.

Más aún, consideramos que las escuelas rurales no son un gasto, de hecho es un deber del estado respetar las identidades de su población: cada familia tiene el derecho a elegir en que escuela quiere educar a su hijo.
Nosotros, las y los docentes de sus hijos, llevamos a cabo este plan de lucha convencidos de que una verdadera revolución educativa necesita de inversión profunda, estratégica y solidaria; no basta con dejar lindas y modernas las fachadas de las escuelas, queremos más libros de calidad, más insumos, escuelas conectadas, programas socioeducativos y por supuesto más recursos humanos que acompañen a las familias y potencialicen los aprendizajes.

Por éstas y muchas más razones, nosotros, los y las docentes le pedimos a toda nuestra comunidad que nos entiendan y acompañen en nuestra lucha.
Defendemos los derechos de los y las trabajadoras de la educación, de los y las alumnas y de toda la comunidad: las escuelas necesitan políticas de cuidado, no de ajuste; no queremos escuelas de primer mundo, si la educación va a ser desfinanciada.

¡Defendamos todos juntos la Educación Pública!”