24 mayo 2024

El Presidente encabezó la apertura de sesiones del Congreso de la Nación

El presidente Alberto Fernández exigió hoy que la Justica avance con la investigación del intento de asesinato contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y apuntó fuerte contra la Corte Suprema, mientras que respondió a quienes le cuestionan su “moderación”.

El presidente Alberto Fernández exigió hoy que la Justica avance con la investigación del intento de asesinato contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y apuntó fuerte contra la Corte Suprema, mientras que respondió a quienes le cuestionan su “moderación”.

Fernández inauguró este miércoles el 141° período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación en el edificio legislativo junto a la vicepresidenta y con la nueva presidenta de la Cámara baja, Cecilia Moreau (quien reemplazo a Sergio Massa en ese puesto).

El presidente habló durante dos horas y media en el Congreso. El tono del discurso fue mayormente calmo, aunque se volvió más efusivo sobre el final, cuando cuestionó fuertemente a la Corte Suprema.

En el inicio, el mandatario sostuvo que el fin de la pandemia “profundizó” la concentración de la riqueza y señaló que la guerra entre Rusia y Ucrania trajo consecuencias en la economía argentina y mundial.

En tanto, también destacó que Argentina celebra 40 años de democracia. “Argentina ha sostenido su institucionalidad”, resaltó. Y agradeció especialmente a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y a los héroes de Malvinas.

Además, el Presidente recordó el intento de asesinato contra la vicepresidenta. “Vuelvo a exigir a la Justicia que profundice la investigación sobre aquel hecho”, dijo junto a CFK. “Le pido a la Justicia que actúe con la misma premura con la que archiva causas”, agregó en lo que fue la primera crítica hacia ese poder.

En otro marco de su discurso, Fernández apuntó contra quienes cuestionan su moderación. “Con mi moderación fui capaz de enfrentar a los acreedores privados y ponerle freno a los condicionamientos que el Fondo Monetario Internacional le había impuesto al gobierno que me precedió”, indicó.

Asimismo, señaló que “con esa moderación, fui quien le puso el pecho a la pandemia”, y quien estuvo “al lado” de Luiz Inácio Lula da Silva “cuando injustamente lo apresaron” y de Evo Morales “cuando un golpe de Estado le arranco el poder que su pueblo mayoritariamente le había dado”.

En esa línea, también dijo que es “el que está al lado de Cristina cuando es perseguida injustamente” y también “el que reclama para que la Justicia argentina vuelva a abrazar el derecho”.

Economía

En cuanto a la economía, el Presidente destacó que “volvió a crecer en 2022 y registró un aumento del 5,4%”. Señaló que “somos uno de los países que más creció en los últimos dos años” y que “en 2023 volveremos a crecer”.

En tanto, admitió que “debemos distribuir mejor nuestra generación de riqueza”, aunque advirtió que “es fundamental sentar las bases para el crecimiento equilibrado”.

Al respecto del sector agropecuario, se refirió a las preocupaciones que genera la sequía. “No obstante, las exportaciones del sector durante 2022 fueron récord”, aseguró.

El Presidente también destacó el trabajo con las economías del conocimiento. “Continuamos ordenando nuestra economía”, indicó. Y agradeció el “compromiso de Sergio Massa”.

Al hablar de la inflaciòn, dijo que “constituye un problema estructural de la Argentina”. “Estamos abocados a reducirla sin generar incrementos en los niveles de pobreza o frenos en el proceso de crecimiento”, agregó.

Obra pública y empleo

El Presidente sostuvo que “Argentina es sustancialmente mejor que hace tres años” y resaltó que “la obra pública y la construcción de viviendas” fueron el impulso para que crezca el sector de la construcción y “que hoy cuente con más de 450.000 puestos de trabajo registrados”.

“El empleo formal desde diciembre de 2019 creció el 4,1%. En los años de gestión nos precedieron, cayó un 3,5%”, aseguró. Y resaltó que “en 21 provincias argentinas se registra pleno empleo”.

Además, subrayó el “diálogo fluido” con los sindicatos y el funcionamiento del Consejo del Salario, mientras que halagó a la economía popular que “no solo produce, sino que demuestra la vocación de nuestra gente por autogenerarse soluciones”.

“La inversión en obra pública es más vivienda, pero también más trabajo”, dijo también el Presidente. Y sostuvo que “la mejor política social es crear trabajo”. Sin embargo, advirtió que “existen situaciones y necesidades impostergables”.

Mujeres y diversidades
Por otro lado, el jefe de Estado también se refirió al Programa Acompañar del Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad, el primero a nivel nacional de apoyo económico y psicológico a mujeres que están en situación de violencia de género.

“A través de esta política ya alcanzamos a más de 270.925 mujeres y diversidades de todo el país. Cada Programa Acompañar es una mujer menos en riesgo”, explicó.

Por otro lado, Fernández contó que “una de cada cuatro mujeres se emplea en el sector de trabajadoras de casas particulares” donde la precariedad y la informalidad laboral “han sido la norma durante muchos años”.

En este contexto, resaltó que en los últimos días “ampliamos el Programa Registradas que promueve el empleo formal y bancarización de trabajadoras de casas particulares” y que “desde que lo creamos hubo más de 235.000 nuevas registraciones”.

También anunció que el Gobierno lanzará un programa de formación de oficios en la construcción para mujeres y diversidades, y que se reglamentará la Ley 27.696 “que incorpora el abordaje integral de personas víctimas de violencia de género en el programa médico obligatorio de las obras sociales nacionales”.

Derechos humanos
El Presidente dijo que los derechos humanos “son para nosotros bandera y guía” y que “seguimos avanzando con el plan estratégico de los juicios de lesa humanidad, que incluye el impulso a los juicios que involucran responsabilidad empresarial en la violación de derechos humanos”.

Fernández aseguró que “los argentinos y las argentinas sabemos aprender de nuestra historia” y adelantó que el Gobierno va a “seguir promoviendo la candidatura del Museo Sitio de Memoria ESMA como Patrimonio de la Humanidad Unesco”.

Ley de humedales
Fernández dijo hoy que “es necesario avanzar en nuevas leyes ambientales estructurales que establezcan los nuevos paradigmas del desarrollo sostenible” y en este sentido nombró la Ley de Humedales, la Ley de Envases y la Ley de Bienestar Animal.

En materia ambiental, además recordó que en 2022 se crearon los parques nacionales Ansenuza en Córdoba e Islote Lobos en Río Negro. “También se amplió la superficie de los parques nacionales Predelta en Entre Ríos y Aconquija en Tucumán; y creamos el Parque Federal Campo San Juan en Misiones”, apuntó.

Críticas a la Corte y coparticipación
El Presidente también criticó de manera efusiva a la Corte Suprema de Justicia por el fallo a favor de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en la causa de coparticipación y los cambios en la conformación del Consejo de la Magistratura.

“Mientras que muchas provincias necesitan realizar obras que permiten asegurar servicios tan esenciales como el agua potable para sus habitantes, la Corte Suprema de Justicia aseguró cautelar a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires recursos coparticipables que no le corresponden contrariando la ley de coparticipación vigente”, apuntó. Y agregó: “Le quita dinero a los que más necesitan y destina esos mismos recursos a la ciudad más opulenta del país”.

En este fragmento del discurso se vivieron los momentos de mayor tensión de la jornada en el recinto: el titular de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti, y el miembro de la misma Carlos Rosenkrantz, ubicados al lado del estrado en el que hablaba el Presidente, miraban serios hacia el frente. En tanto, parte de los legisladores de la oposición comenzaron a abuchear.

El diputado del PRO Fernando Iglesias arremetió con gritos contra el Presidente y este le respondió: “Insulteme, Iglesias. Es un enorme honor”. Antes de que finalizara el discurso, Iglesias se retiró del recinto, al igual que otros legisladores como el liberal Javier Milei y el senador radical Martín Lousteau, entre otros.

Fernández dijo que “así como el Poder Ejecutivo padeció la intromisión del Poder Judicial en funciones que le son propias, este mismo Congreso debió soportar la intromisión en sus prerrogativas cuando la Corte Suprema se arrogó indebidamente la facultad de disponer cómo debe este cuerpo legislativo designar sus representantes ante el Consejo de la Magistratura”.

Al hablar de la Justicia, el Presidente no solo cuestionó a la Corte. “Hace años que venimos denunciando la conformación de una estructura que opera de manera coordinada en la que se involucran miembros del Poder Judicial, medios de comunicación y políticos de la oposición”, señaló. Y sumó: “En varias ocasiones este accionar fue apuntalado por los servicios de inteligencia y seguridad en clara violación a las prohibiciones que establece la ley”.

El mandatario habló de “persecución política” contra CFK y consideró que “hace unos meses esta organización coronó su actuación con una condena en primera instancia a la Vicepresidenta de la Nación”, algo que “hicieron tras simular un juicio en el que no se cuidaron las formas mínimas del debido proceso”.

“Lamentablemente, el Poder Judicial hace tiempo que no cuenta con la confianza pública, no funciona eficazmente y no se muestra con la independencia requerida frente a los poderes fácticos y políticos”, sostuvo.

“El accionar de los miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, nos llevó a presentar un pedido de juicio político ante la Cámara de Diputados que decidirá si los acusa ante el Senado”, recordó. Y agregó: “No hay ningún ataque ni embestida contra la Justicia. Se solicita que se revise con todas las garantías y en las instancias que corresponde el desempeño de los magistrados que conforman la Corte Suprema de Justicia de la Nación”.