El nuevo criterio para los hisopados se implementará de manera gradual en General Viamonte

l objetivo es que la población esté debidamente informada para que el impacto de las nuevas medidas no sea tan abrupto, explicó la Secretaria de Salud, Carolina Martínez.

El objetivo es que la población esté debidamente informada para que el impacto de las nuevas medidas no sea tan abrupto, explicó la Secretaria de Salud, Carolina Martínez.

En las últimas horas el Ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, se reunió con los secretarios de salud municipales para explicar el nuevo protocolo. En ese sentido, Carolina Martínez, Secretaria de Salud de General Viamonte, explicó a Viamonte Digital, que efectivamente los nuevos criterios dispuestos se implementarán de manera gradual en el distrito, tal como se acordó en el encuentro de hoy con el Ministro.

El objetivo, explicó Martínez, es que la población esté bien informada al respecto y que dicho cambio no impacte de manera abrupta. Por lo tanto, se mantendrán los protocolos vigentes mientras se comunica a la sociedad sobre estas nuevas disposiciones.

Según explicó Kreplak, a partir de ahora, sólo será necesario hisopar a las personas con síntomas si son mayores de 60 años, si tienen una enfermedad de riesgo o si están embarazadas. Además, «el resto de la población se considerará caso confirmado por criterio clínico epidemiológico”.

Es decir, se considera caso confirmado por criterio clínico epidemiológico, sin necesidad de realizarle un test, la persona con síntomas de Covid-19 menor de 60 años y sin enfermedades de riesgo y a los contactos estrechos de un caso confirmado que presenten síntomas (estos últimos deben comunicarlo a la línea 148).

“Tampoco es necesario que se testeen los contactos estrechos que no tienen síntomas, quienes tienen que viajar y quienes deben volver a trabajar después de cumplir con el periodo de aislamiento por haber tenido coronavirus”, indicaron.

Kreplak dijo que los testeos masivos tenían sentido cuando se registraba “una correlación mucho más predecible entre la cantidad de casos y la cantidad de internados”, y ejemplificó: “Eso nos llevó en la segunda ola a cerrar la nocturnidad y hacer un cierre de nueve días que nos permitió frenar los casos y que no colapse el sistema”.

Hoy, detalló, “no vemos una conexión tan clara por la velocidad de esta variante y porque con la población vacunada la enfermedad es leve, más corta en el tiempo y, por lo tanto, la correlación entre casos e internaciones se pierde”.

La diferencia se observa también en la cantidad de muertes: “Tenemos 140 y 158 casos fallecidos en las dos primeras semanas de enero contra 1.900 que tuvimos en el peor momento. Entonces lo que se ha decidido es ir avanzando hacia los criterios clínicos, que tienen un nivel de especificidad y sensibilidad que superan, en muchos casos, la sensibilidad que puede tener un test de antígenos”, precisó el ministro.

error: Este contenido está protegido