El Gobierno postergó el aumento de los impuestos al combustible

Se prorrogó hasta el 1 de abril de 2023 la aplicación de los nuevos valores.

Se prorrogó hasta el 1 de abril de 2023 la aplicación de los nuevos valores.

El Gobierno oficializó la postergación del aumento del impuestos al combustible a través del Decreto 864/2022 que se publicó este viernes en el Boletín Oficial, se dispuso que el aumento de aplique recién a partir del 1 de abril de 2023.

«Establécese que los incrementos en los montos de los impuestos fijados en la Ley N° 23.966 que resulten de las actualizaciones correspondientes al tercer y cuarto trimestres calendario de 2021 y al primer, segundo, tercer y cuarto trimestres calendario de 2022, surtirán efectos para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil, a partir del 1° de abril de 2023, inclusive», establece el texto oficial.

Se trata de una nueva prórroga del impuesto a los combustibles, tal como viene sucediendo desde 2021; la Ley 23.966 -sancionada en 1998- creó ese tributo, que se suma al precio de naftas y gasoil. Ese gravamen debe actualizarse por trimestre calendario sobre la base de las variaciones del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que mide el INDEC, pero el Gobierno viene postergando su aplicación para que no impacte en los precios al surtidor.

El Poder Ejecutivo justificó esta nueva postergación al señalar que «tratándose de impuestos al consumo y dado que la demanda de los combustibles líquidos es altamente inelástica, las variaciones en los impuestos se trasladan en forma prácticamente directa a los precios finales de los combustibles».

Por tal motivo, subrayó que «en línea con las medidas instrumentadas hasta la fecha y con el fin de asegurar una necesaria estabilización y una adecuada evolución de los precios, resulta razonable, para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil, postergar hasta el 1° de abril de 2023 los efectos de los incrementos en los montos de los impuestos».

Aumento del combustible
En noviembre, el Ministerio de Economía cerró un acuerdo con las petroleras YPF, Shell, Axion y Puma a través del cual la nafta y el gasoil no deberán subir más de 4% durante los primeros tres meses de 2023 y 3,8% en el cuarto mes.

El sector de refinación definió en su conjunto no aplicar el aumento de combustibles en lo inmediato. De hecho, el 4% acordado con el gobierno nacional recién será aplicado luego de la segunda quincena de enero.

error: Este contenido está protegido