20 abril 2024

El gobierno fijó el salario mínimo en $180.000 para febrero, lejos del reclamo sindical

El vocero presidencial, Manuel Adorni, dijo que el Poder Ejecutivo medió ante la falta de acuerdo entre los empresarios y los gremios.

El salario vital y móvil (SMVM) fue fijado en $180.000 para febrero y $202.800 en marzo, muy lejos del reclamo que habían elevado los gremios. Así lo anunció Manuel Adorni, vocero presidencial, en su conferencia de prensa de este martes.

“No se ha logrado que las partes se pongan de acuerdo por la discusión por el salario, mínimo vital y móvil. El Gobierno debe laudar entre las partes y fijar un salario mínimo. El mismo quedó fijado para febrero en $180.000, y en marzo en $202.800”, dijo Adorni.

De esta manera, la primera suba ronda el 15%, ya que el SMVM estuvo fijado para enero en $156.000. En tanto, para marzo trepará al 30% de la cifra actual y quedará en $202.800, una cifra que queda lejos del 85% solicitada por los sindicatos.

Además, en relación con la inflación estimada, el deterioro del salario mínimo en tres meses será por encima del 20%. Con el 20,6% de inflación en enero, un estimado de por lo menos 15% en febrero y otro tanto en marzo, en esos tres meses la inflación acumulada rondaría el 65%. Así el aumento del SMVM representaría menos de la mitad de la inflación del trimestre.

Cabe recordar que en 2023 el salario mínimo tuvo un incremento del 151,8% frente a una inflación del 211,4%.

En qué impacta el salario mínimo

El salario mínimo es fijado en negociaciones entre cámaras y sindicatos, aunque en esta ocasión el Poder Ejecutivo fue el encargado de decidirlo ante la falta de consenso. Surge de la Constitución Nacional y, entre otras cosas, pone un piso a los montos de los contratos laborales y cifras a montos inembargables, entre otras variables.

Además, el salario mínimo sirve como referencia para el valor de otras prestaciones, como algunos programas sociales y, en algunos casos, el valor de la cuota alimentaria para padres separados.

Por ejemplo, los beneficiarios del programa Potenciar Trabajo cobran el equivalente al 50% del SMVM, mientras que en otros casos sirve como tope para determinar el derecho o no a cobrar el beneficio, como el caso de las Becas Progresar, del que quedan excluidos los estudiantes cuyas familias tengan ingresos por más de 3 salarios mínimos.

En tanto, desde octubre del año pasado el Impuesto a las Ganancias sólo es abonado por quienes perciben ingresos por más de 15 salarios mínimos. (DIB